Un asesor virtual del cabello o un diagnóstico digital de la piel: probamos las últimas innovaciones de L’Oreal

Un asesor virtual del cabello o un diagnóstico digital de la piel: probamos las últimas innovaciones de L'Oreal

No es la primera vez que os hablamos de cómo la tecnología puede aplicarse en la cosmética y la peluquería, ni tampoco de cómo lo hace, concretamente, L'Oreal. En 2015, por ejemplo, la compañía francesa lanzó la app móvil Make Up Genius -que combinaba el reconocimiento facial con la Realidad Aumentada- y ese mismo año comenzó a trabajar con Organovo en la impresión 3D de tejidos para probar sus productos de belleza.

Cuatro años después, hemos tenido la oportunidad de ver y probar los últimos proyectos e innovaciones en los que está trabajando L'Oreal, una compañía que, actualmente, cuenta con más de 36 marcas internacionales e invierte en I+D un 3,4% de su facturación, o lo que es lo mismo, 914 millones de euros.

Un peluquero virtual con reconocimiento de voz

Loreal 5

Hace dos años, en la feria Viva Technology celebrada en París, L'Oreal nos demostró que la Realidad Aumentada, los algoritmos y los sensores también pueden servirnos para "ponernos guapos". Entre entre otras soluciones, pudimos probar el Kérastase Hair Coach, un cepillo inteligente capaz de proporcionarnos un diagnóstico de la salud de nuestro pelo, y el My UV Patch, un parche con tintes fotosensibles que nos da información sobre las radiaciones solares que inciden en nuestra piel.


Estos son los métodos con los que intentan sortear el reconocimiento facial los defensores de la privacidad

En Xataka

Estos son los métodos con los que intentan sortear el reconocimiento facial los defensores de la privacidad

En la edición 2019 de la mencionada fecha, uno de los stands que más ha llamado la atención entre los visitantes ha sido, de nuevo, el de L'Oreal, que, bajo el concepto de “Belleza Ilimitada”, ha querido mostrarnos diferentes innovaciones tecnológicas aplicadas a la belleza y relacionadas con la voz, la Inteligencia Artificial y la Realidad Aumentada.

Y si había un lugar del stand en el que se amontonaban los curiosos, ese era, sin duda, el espacio dedicado al Asesor Virtual del Cabello (Virtual Hair Advisor). Allí, gracias a ModiFace, compañía de Realidad Aumentada e Inteligencia Artificial adquirida por el Grupo L'Oreal en 2018, pudimos usar comandos de voz para probarnos virtualmente diferentes coloraciones y recibir consejos de los expertos de L'Oreal Professionel en tiempo real.

Loreal 3 Foto: Mario Fourmy para L’Oréal

La instalación, ubicada en una cabeza gigante de un maniquí, constaba de una pantalla, una cámara y un micrófono, además de un software creado por ModiFace que combina la tecnología de reconocimiento facial y de reconocimiento de voz con la Realidad Aumentada. Al sentarnos frente a la cámara, podíamos vernos en la pantalla como si fuera un espejo e ir pidiendo a través del micrófono (en ingles o francés) que nos fuera "tiñendo" virtualmente el pelo.

Loreal 4

Desde ModiFace, nos aseguran que su tecnología es capaz de distinguir el cabello de la barba y del rostro, y reconocer palabras clave como "green" (verde), "pink" (rosa), "blode" (rubio), "brunette" (moreno), "copper" (cobre)… Incluso si dices "Compare" (comparar), te muestra el antes y el después en pantalla partida. Y como decíamos, también es posible recibir consejos de un asistente virtual. ¿Lo malo? Que de momento solo está presente en determinados centros especializados.

Tus imperfecciones y arrugas en el móvil

Otra tecnología creada por ModiFace en colaboración con L'Oreal I+D es SkinConsultAI by Vichy, un diagnóstico digital co-desarrollado por dermatólogos que detecta signos de envejecimiento en la piel del rostro y, en consecuencia, te ofrece un asesoramiento personalizado.

Loreal 6

El programa, que se lanzó en Canadá en enero y llegará a los sitios web de la marca en todo el mundo a finales de año, ha sido desarrollado tras 15 años de investigación científica sobre envejecimiento de la piel e Inteligencia Artificial. En primer lugar, te invita a hacerte una foto con la cámara del móvil o a subir un selfie que te hayas hecho previamente, y luego, analiza la imagen mediante un algoritmo de IA y la coteja con su base de datos.

Mediante un algoritmo de IA y un selfie, es capaz de detectar siete signos del envejecimiento de la piel

A partir de ahí, es capaz de detectar siete signos de envejecimiento (arrugas debajo de los ojos, falta de firmeza, líneas finas, falta de luminosidad, manchas oscuras, arrugas profundas y poros) y, en pocos minutos, te muestra en pantalla los puntos fuertes de tu piel y los aspectos en los que debes actuar; a continuación, como era de esperar, te recomienda una serie de productos de Vichy.

En nuestro caso, hemos de reconocer que apreció líneas de expresión y arrugas profundas, pero, para "compensar", nos dijo que teníamos los poros poco visibles (algo que debe ser bueno, por lo visto).


Recreación humana digital, la nueva moda entre actores para nunca envejecer y seguir "actuando" después de morir

En Xataka

Recreación humana digital, la nueva moda entre actores para nunca envejecer y seguir "actuando" después de morir

Para seguir aprendiendo cosas sobre nuestro rostro, nos detuvimos después en la demo de Effaclar Spotscan de La Roche-Posay, un programa que también ha sido co-desarrollado por dermátogos, pero que, a diferencia del anterior, analiza la piel propensa al acné basándose en datos científicos y, de nuevo, en la Inteligencia Artificial.

Una vez más, emplea la cámara del móvil para capturar tres imágenes de nuestra cara (frontal, perfil derecho y perfil izquierdo), las analiza y, a continuación, nos muestra en la pantalla las imperfecciones que haya encontrado (marcas, pigmentaciones y puntos negros). En nuestro caso, por si os lo preguntáis, salió una de cada (algo bastante positivo, según nos dijeron).

Loreal 7

En función de ello, nos ofrece consejos -y productos, claro- para prevenir las lesiones provocadas por el acné o evitar que empeoren, y nos permite hacer un seguimiento de los resultados con el antes/después del tratamiento. De momento, está disponible en versión web móvil en países como Chile o Argentina.

¿Una máquina de vending de Armani?

Si antes os decíamos que el espacio dedicado al Asesor Virtual del Cabello atrajo muchos visitantes, el rincón del que os vamos a hablar ahora tampoco se quedó corto. Se trata de una máquina de vending situada en una de las esquinas del stand que, en lugar de ofrecer bebidas o snacks, suministraba barras de labios. Eso sí, llevaba integrado un test virtual de tonos labiales creado también por ModiFace.

Loreal 8 Foto: Mario Fourmy para L’Oréal

Ese test, en combinación con una cámara y una pantalla incorporados en la propia máquina de vending, permite comprobar cómo nos quedaría un tono determinado antes de comprar el pintalabios en cuestión. El procedimiento es muy sencillo: nos situamos frente a la máquina (que incluye un gran panel con los productos de Armani disponibles), la cámara insertada en ella nos graba y, gracias al reconocimiento facial y a la Realidad Aumentada de ModiFace, la pantalla nos muestra cómo queda el tono en nuestros labios según vamos seleccionando diferentes barras y colores.

Loreal 9

De la misma manera que la tecnología del Asesor Virtual del Cabello era capaz de reconocer el pelo, el programa de 'The Beauty Vending Machine' distingue perfectamente nuestros labios del resto de la cara, por lo que el resultado es muy natural. Por desgracia, L'Oreal nos confirmó que, de momento, esa máquina de Armani solo está disponible en Asia, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que en Japón, por ejemplo, te puedes encontrar vending machines por todas partes.

Startups, impresoras 3D y un espacio 360

Al margen de las demos que ya hemos explicado, también aprendimos que la impresión en 3D resulta de gran ayuda a la hora de personalizar el diseño de los frascos de perfume (en este caso, de las nuevas fragancias de Lancôme y Viktor&Rolf).

Mención especial merece la zona de inmersión de 360 grados, denominada Deep Vision, que permitía a los visitantes descubrir las tendencias de belleza de todo el mundo a través de cientos de miles de fotos de Instagram detectadas gracias a la Inteligencia Artificial y categorizadas por marcas, colores, tipos de cosméticos, etc. Gracias a esas imágenes, procedentes de perfiles públicos, según nos aseguraron, pudimos, por ejemplo, comprobar qué color labial predomina en Estados Unidos o qué sombra de ojos es la más usada en Europa.

Loreal 10

Por otro lado, La Roche-Posay, otra de las marcas del Grupo, nos mostró su nuevo My Skin Track UV, un pequeño wearable sin batería que mide los rayos UVA y UVB, la humedad, la polución y el polen de nuestro entorno y envía los datos al smartphone vía bluetooth. Su aplicación móvil puede almacenar registros durante tres meses y ofrece consejos personalizados (incluyendo productos de la marca, una vez más).

El dispositivo mide solo 12 mm de ancho y 6 mm de alto, es resistente al agua y tiene un clip para engancharlo en la ropa o en el bolso. De momento, está disponible en Estados Unidos por 59 dólares y con app para iOS; próximamente, llegará a Europa y también será compatible con Android.

Loreal 11

Por último, tuvimos la oportunidad de conocer algunas de las trece startups que forman parte actualmente del programa de aceleración de startups de L’Oréal. De todas ellas, nos llamaron especialmente la atención Beautygloo, una caja para almacenar nuestros cosméticos a una temperatura óptima gracias a un sistema de refrigeración termoeléctrico, y Sillages Paris, un servicio online que crea fragancias personalizadas usando la Inteligencia Artificial y el machine learning.

La tecnología, como vemos, está más presente de lo que muchos creen en el campo de la peluquería, la perfumería y la cosmética. En el caso del Grupo L'Oreal, además, la están utilizando para digitalizar la compañía e impulsar sus ventas online que "ya representan el 12% de la facturación de la compañía", según nos contó Lubomira Rochet, Chief Digital Officer de L’Oréal.

Parham Lubdomira A la izda., Lubomira Rochet, Chief Digital Officer de L’Oréal; a la dcha., Parham Aarabi, CEO de ModiFace

Está claro que, actualmente, la Inteligencia Artificial y la Realidad Aumentada ya van de la mano de la belleza, pero ¿qué nos deparará el futuro en este sector? Parham Aarabi, CEO de ModiFace, lo tiene claro: "un espejo inteligente", nos dice, ¿y para qué? Para llevar a los hogares todas las innovaciones en las que trabaja su compañía.

No es la primera vez que oímos hablar de ello (incluso Amazon ya ha presentado una patente de un smart mirror), pero tenemos que darle la razón: ¿quién no querría un espejo en su cuarto de baño donde poder comprobar virtualmente cómo te sienta el maquillaje, un tinte determinado o una prenda de ropa? Veremos qué nos depara el futuro.

También te recomendamos


Una inteligencia artificial intentará detectar si mentimos en los controles de seguridad: no es China, es un proyecto piloto de la UE


Apple quiere recuperar terreno en IA a su manera: compra Silk Labs, que no sube datos a la nube y ejecuta todo en local


Un wearable para "oír" con la piel: Music:NotImpossible es un "traductor" de sonido a vibración


La noticia

Un asesor virtual del cabello o un diagnóstico digital de la piel: probamos las últimas innovaciones de L'Oreal

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Laura Sacristán

.

Chequea también

Tras cinco temporadas, ‘Black Mirror’ necesita unas vacaciones y buscar nuevos terrores e inquietudes

A mediados de los ochenta, la humanidad vislumbró el fin de los tiempos. Con apenas dos meses de diferencia, James Cameron y Michael Crichton estrenaban 'Terminator' y 'Runaway: Brigada especial', dos pesimistas relatos sobre el futuro que nos tocaría vivir en compañía de mentes artificiales ideados para hacernos la vida más fácil pero que, en un momento de flaqueza, lo único que hicieron sencillo fue exterminarnos a todos. Entre los dedos de las manos Por desgracia, lo único que la industria del entretenimiento sacó en claro de esos dos títulos, más allá de los peligros letales de las inteligencias artificiales es que no hay nada con más filón que un cíborg. Sería Richard Stanley con su película de culto 'Hardware: programado para matar' quien mejor entendería el verdadero peligro. Tal vez aquella coproducción entre Reino Unido y Estados Unidos fuera un punto de inflexión en el Charlie Brooker de 1990. Primero en Channel Four, donde debutó en la ya lejana navidad de 2011 con un formato de tres episodios autoconclusivos e independientes, y luego en su salto al streaming mainstream de Netflix, la paranoia de Charlie Brooker nos hizo reflexionar con su sombrío y descorazonador mensaje neoludita. Unas veces más afortunado o más certero, el inicio de 'Black Mirror' fue un gran aviso sobre el peligro de la tecnología. Pero como decía Penélope Cruz en 'Todo es mentira', no todo puede ser perfecto, y al igual que la tecnología se nos iba de las manos en la ficción distópica que proponía este "pirado" británico, la calidad de las propuestas se vio mermada en favor de la productividad. En Xataka "Si buscas un teléfono que refleje tu personalidad, estás enfermo": así es Charlie Brooker, la mente tras 'Black Mirror' Brooker, artífice de casi la totalidad de píldoras, pasó de tener todo el tiempo del mundo a tener unos plazos mucho más cortos para crear sus locuras y, además, multiplicar la producción. Y eso no hay cerebro de artista que pueda salvarlo. A pesar de que su paso a Netflix nos ha dejado títulos notables, como 'MetalHead' o 'Black Museum' (o el 'San Junipero' ese que tanto os gusta), lo cierto es que la serie y su espíritu ácido han ido disminuyendo hasta hacernos caminar en círculos en el mismo laberinto una y otra vez. Con tanto microchip en la sien uno ya no es capaz de diferenciar 'The Entire History of You' de 'Arkangel'. Del bisturí a la brocha gorda Durante sus dos primeras temporadas, no lo olvidemos, también hubo altibajos. Si 'The National Anthem' fue una excelente llamada de atención para desviar nuestra mirada a ese interesante experimento, 'Fifteen Million Merits' o 'The Waldo Moment' eran propuestas mucho menos interesantes. Lógicamente, capitulazos como 'White Bear' o 'The Entire History of You' sí supieron inquietar y hacernos pensar sobre nuestro día a día. En Espinof Todos los episodios de 'Black Mirror' ordenados de peor a mejor El salto al mainstream y doblar la producción tuvieron sus consecuencias, y no tardamos demasiado en empezar a pagarlas. El certero debut en Netflix con 'Nosedive' fue diluyendo la magia que prometía a través de episodios algo más vulgares que derivaron en dos de los capítulos más aburridos de su legado: 'Men Against Fire' y 'Hated in the Nation', dos propuestas mediocres con fantasías más dignas de un telefilm de SYFY que del prestigioso origen de 'Black Mirror'. Como si alguien se hubiera dado cuenta del bajón, la cuarta temporada mejoró y supo repartir méritos de manera más regular y consistente, a pesar de que la amenaza tecnológica ya caía en lo fácil. 'USS Callister' es un episodio francamente memorable, pero parece salido de otra serie más sencilla. Por su parte, 'Arkangel' y 'Crocodile' sufrían de ese mal conocido como "soy incapaz de diferenciar uno del otro" que tanto acusa la serie cuando se encuentra en horas bajas, algo que supo solucionar en una excelente tripleta final con 'Hang the DJ', secuela espiritual de la historia de tu vida; 'Cabeza de metal', el episodio que, por qué no, demostraría que Brooker sí entendió la película de Richard Stanley y el cierre más autoreferencial imaginable con 'Black Museum', otro de los grandes episodios de la serie. Parece mentira que aquella puya sutil (aunque farragosa) que fue la primera temporada de la serie haya derivado en explícitas puestas en escena que bordean el ridículo más allá de ser una mejor o peor idea. Algo que se lleva la palma en el primer episodio de la quinta temporada, 'Striking Vipers', un muy poco sutil ejercicio en las antípodas de 'Moonlight', por poner un ejemplo. Digamos que aplicar la narrativa del juego de combate no era la mejor opción. Más chips en las sienes y un mensaje un tanto difuso para venir de parte de alguien que conoce los videojuegos y que se dio a conocer escribiendo sobre ellos en prensa escrita y televisión. Pero lo peor de todo no es la flojísima premisa, con un punto de partida naíf y desfasado, lo peor del episodio tampoco es lo blanda que resulta la amenaza artificial: lo peor de todo es que resulta horriblemente previsible. Lo mismo sucede con el segundo episodio, 'Smithereens', que al menos se beneficia de un sentido del humor negro como el que la hizo grande, además de un par de excelentes interpretaciones a cargo del inmenso Andrew Scott y un muy juguetón Topher Grace. De nuevo equivocándose en la "amenaza", puesto que es algo más que obvio desde hace mucho tiempo, la experiencia tontea con la tragedia que supone que un episodio de 'Black Mirror' parezca un spot bien trabajado de la Dirección General de Tráfico. Para todo lo demás, casi preferimos ver aquella estupenda locura de Stuart Gordon, 'Stuck'. Sin mucho más que aportar en cuanto a innovaciones tecnológicas que se vuelvan en nuestra contra, Brooker y compañía se sacan de la manga un vehículo al servicio de Miley Cyrus, lo cual no es necesariamente bueno ni malo. Es más, ella está bien y las canciones funcionan, pero el resultado parece un 'Quién te cantará' ideado por Roland Emmerich. Además, en realidad, tampoco es que el mundo de la inteligencia artificial resulte especialmente aterrador una vez vistas las resurrecciones de viejas leyendas del cine en formato CGI. 'Rachel, Jack y Ashley Too' termina por ser un telefilm para todos los públicos donde lo de menos es la amenaza tecnológica. Ese es el gran pecado de una serie que necesita refrescarse. Charlie Brooker necesita tomarse un respiro, meditar sobre el mundo que nos rodea, y encontrar nuevos peligros, porque para amenazas ligeras ya teníamos a Tom Selleck eliminando robots de cocina a sillazos en la película de Michael Crichton. De momento no nos importaría seguir experimentando con episodios interactivos como 'Bandersnatch' que nos hagan perder una tarde estrellando ceniceros en la cabeza de los peores padres imaginables. También te recomendamos 'Black Mirror: Bandersnatch' es más interesante por su propuesta interactiva que por su convencional historia "No intentamos predecir el futuro, aunque lo consigamos por accidente": Annabel Jones, productora de 'Black Mirror' La cuarta temporada de 'Black Mirror' vuelve a ofrecer tecnologías y géneros para todos los gustos - La noticia Tras cinco temporadas, 'Black Mirror' necesita unas vacaciones y buscar nuevos terrores e inquietudes fue publicada originalmente en Xataka por Kiko Vega .