Si Apple lo necesita,todos los iPhone dirigidos a EEUU se podrían fabricar fuera de China, afirman en Foxconn [Actualizada]

Si Apple lo necesita,todos los iPhone dirigidos a EEUU se podrían fabricar fuera de China, afirman en Foxconn [Actualizada]

La tensa situación que se vive en esa guerra comercial entre Estados Unidos y China ha tenido como primera víctima a Huawei, pero hay quien piensa que China podría responder prohibiendo que las empresas chinas fabricasen los iPhone de Apple como represalia, por ejemplo. El CEO de Huawei ya dijo que él mismo sería el primero en protestar ante esas represalias.

Esa amenaza parece seria, pero uno de los responsables de Foxconn, principal responsable de la producción de los iPhones, ha indicado en Bloomberg que si fuese necesario podrían sacar de China toda la producción que está dirigida a suplir la demanda de EE.UU., y que tienen suficiente capacidad para fabricar todos los iPhone que se vayan a vender en Estados Unidos para evitar así la subida de aranceles prevista para finales de junio.

Foxconn preparada, Apple de momento no mueve esa ficha

Un alto directivo de la empresa llamado Young Liu revelaba que "el 25% de nuestra capacidad de producción está fuera de China y podemos ayudar a que Apple responda a sus necesidades en el mercado de EE.UU.".

Foxconn1

Según este directivo, Apple no ha dado instrucciones en este sentido a Foxconn, pero podría hacerlo a la vista de cómo han cambiado las reglas del juego entre ambos países: las tarifas para las importaciones de dispositivos electrónicos podrían crecer hasta el 25% a finales de julio, y eso plantearía cambios en los precios de productos como los móviles y tabletas que se importan de China y llegan a los Estados Unidos.


Así nos afecta la guerra comercial entre EEUU y China al resto del mundo

En Xataka

Así nos afecta la guerra comercial entre EEUU y China al resto del mundo

Según los analistas de Bloomberg empresas como Apple podrían trasladar esa subida de los impuestos a los usuarios, que verían un incremento de los precios que podría ser de entre el 9 y el 16% y que haría bajar la demanda entre un 10 y un 40% según esas estimaciones.

El impacto de la guerra comercial sería por tanto notable no solo para las empresas sino para los usuarios: no solo por no poder acceder a ciertos dispositivos, sino porque el precio de muchos de ellos podría subir ante todas estas dificultades.

Mientras tanto, Foxconn sigue siendo uno de los socios más fuertes de Apple, y buena parte de sus ingresos se deben a esa colaboración. La empresa lleva tiempo preparando la puesta en marcha de una planta de producción en Wisconsin -a cambio de incentivos fiscales, por supuesto- que podría entrar en funcionamiento a finales de 2020 y que daría trabajo inicialmente a más de 2.000 personas en esa región.

Actualización (11/06/2019, 17:35): hemos matizado titular y texto para indicar que esa producción fuera de China se refiere a la necesaria para cubrir la demanda de Estados Unidos, no la producción mundial. La subida de las tarifas de importación entre China y EE.UU. haría que con esta medida los usuarios estadounidenses no se vieran afectados por una potencial subida de precios al no estar ya esos dispositivos fabricados en China.

También te recomendamos


Huawei será la encargada de implementar la red 5G en Rusia tras un nuevo acuerdo entre China y el gobierno de Putin


El caos de Huawei tiene solución: Trump sorprende y abre la puerta a un acuerdo para acabar con la guerra comercial


ArkOS, el sistema operativo alternativo a Android de Huawei, ya está en pruebas: un millón de dispositivos lo tienen en marcha


La noticia

Si Apple lo necesita,todos los iPhone dirigidos a EEUU se podrían fabricar fuera de China, afirman en Foxconn [Actualizada]

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Chequea también

Cómo sería un mundo sin el Amazonas: la oleada histórica de incendios en Brasil nos enfrenta al escenario que quedará tras ella

La cifra la dábamos ayer: según las estimaciones del Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil (INPE), en lo que llevamos de año se han detectado 72.843 incendios en Brasil. Es decir, un 83% más que durante las mismas fechas de 2018. La Amazonía está ardiendo como nunca antes. Y el "nunca antes" es importante. A las puertas del G7, António Guterres, secretario general de la ONU, ha manifestado su "profunda preocupación" y Emmanuel Macron ya ha calificado los incendios de "crisis internacional", pero ¿es cierto? ¿Qué lo hace distinto a otros grandes incendios? ¿Cómo podría afectarnos que desapareciera el Amazonas para convertirse en una enorme huerta donde pasta el ganado y crece la soja? ¿Qué arde en Brasil? De los 72.843 incendios registrados hasta mediados de agosto, el 52,5% (unos 38.228) afectaron directamente a la selva del Amazonas; el 30,1% (21.942) ocurrieron en las inmediaciones de la selva, en lo que se denomina "sabana brasileña"; y, por último, el 10,9% de los fuegos afectaron a la región boscosa que se alza en el litoral atlántico del país. En Magnet El impacto medioambiental de los incendios del Amazonas, explicado en un mapa Estados como Amazonas o Acre ya han declarado la situación de alarma y otros mucho (Mato Grosso, Paraná o los alrededores de Sao Paulo) han sufrido niveles altísimos de contaminación atmosférica por las humaredas. Solo en Mato Grosso, en pleno Amazonas, se han declarado 13.641 incendios, un 205% más que el año pasado. Sin embargo, como la mayoría de expertos internacionales saben, lo que se está quemando no es solo un bosque: es una pieza clave en el equilibrio ecológico global. El mismo Guterres ha dejado claro que "en medio de la crisis climática mundial, no podemos permitirnos más daño a una gran fuente de oxígeno y biodiversidad". ¿Qué perderíamos? No es sencillo saber cuales serían las consecuencias finales de la desaparición de las selvas tropicales del Amazonas. Fundamentalmente porque no tenemos modelos sólidos capaces de estimar el impacto de un evento tan disruptivo de manera aceptable. Sin embargo, mirando qué cosas se perderían con la deforestación de la selva brasileña podemos hacernos una idea de la dimensión de la catástrofe medioambiental. En Magnet El Amazonas, en manos de Noruega: así ha terminado una diminuta nación con la misión de salvar la selva El gran pulmón del mundo: Las enormes selvas tropicales del Amazonas tienen la capacidad de absorber hasta 2.400 millones de toneladas de dióxido de carbono cada año. Eso supone la cuarta parte de todo el carbono absorbido por los bosques de todo el mundo. Si el Amazonas desapareciera, los Acuerdos del Clima de París saltarían por los aires. El arca de Noé: En el Amazonas viven un 9,5% de todas las especies del planeta; uno de cada cinco especies de pájaros y una de cada cinco especies de peces. Solo en la región amazónica, hemos encontrado 40.000 especies de plantas, 2.200 especies de peces, 1.294 de pájaros, 428 de mamíferos y 378 de reptiles. En total, se estima que hay unas 1.800.000 especies y las consecuencias de estos incendios pueden ser muy graves. Lluvias y suelos Los árboles ayudan a controlar el nivel de agua en la atmósfera y ayudan a regular el ciclo del agua. La falta de árboles tiende a provocar un suelo más seco y perjudican los cultivos. Esto, además de alterar las precipitaciones, favorece la erosión del suelo. Salvando las distancias, el 'Dust Bowl' que enterró el centro de Estados Unidos en arena durante los primeros años del siglo XX y obligó a migraciones masivas agravando la Gran Depresión fue un proceso parecido. Lo más probable es que si destruimos la selva para cultivar, en menos tiempo sus fértiles terrenos se conviertan en polvo. Diversidad social. Hoy por hoy, más de 350 comunidades indígenas viviendo en la Amazonía y sus reservas. Son fenómenos sorprendentes que nos han ayudado a entender mejor el origen del lenguaje, la estratificación social o la agricultura. También son estructuras muy frágiles que ya están en peligro. De acuerdo con el INPE, en la última semana los fuegos han afectado a 68 áreas protegidas. Lugares como el Parque Nacional de la Chapada dos Guimaraes ya ha perdido el 12% de su vegetación. ¿Qué hacemos ahora? Esa es la gran pregunta. El Amazonas, hoy, está más amenazado de lo que solía estarlo. Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, lleva desde mucho antes de su elección liderando la oposición a cualquier medida que favorezca la conservación del Amazonas. Sus políticas quieren favorecer proyectos desarrollistas que amplíen el terreno útil para ganadería, agricultura y minería. En Magnet Asfaltar el Amazonas y dar barra libre a la industria: los planes medioambientales de Bolsonaro Esto ha hecho, paradójicamente, que algunos de los estados que más apoyaron a Bolsonaro fueran lugares como Roraima, Acre, Rondonia o Mato Grosso que ven en enfoque sobre el Amazonas una manera de 'rescatar' los recursos de la selva para las industrias locales. Y frente a ellos, la comunidad internacional se está movilizando. Países como Irlanda ya han amenazado con bloquear tratados internacionales si Brasil falla en su obligación de defender el Amazonas y presumiblemente, con el G7 a punto de empezar, las presiones se redoblarán en las próximas semanas. También te recomendamos Drones, robots y satélites contra el fuego: las nuevas tecnologías van a por los incendios forestales "Antes todo esto era selva": la mayor víctima de la guerra comercial entre China y Estados Unidos parece que va a ser el Amazonas 72.843 incendios en Amazonas durante 2019: Brasil está atravesando la mayor ola de incendios y deforestación de los últimos años - La noticia Cómo sería un mundo sin el Amazonas: la oleada histórica de incendios en Brasil nos enfrenta al escenario que quedará tras ella fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .