SEAT eXS, primeras impresiones: probamos el primer patinete eléctrico que SEAT ha diseñado junto a Segway

SEAT eXS, primeras impresiones: probamos el primer patinete eléctrico que SEAT ha diseñado junto a Segway

Hace unos meses que SEAT decidió subirse al carro de los patinetes eléctricos, uno de los vehículos de movilidad personal que están siendo cada vez más vistos por las grandes ciudades. Su apuesta es el eXS, un patinete creado con la ayuda de Segway y que quiere competir contra marcas que han tenido éxito como Xiaomi.

Hace poco tuvimos la oportunidad de poder probar brevemente el SEAT eXS por la playa de Barcelona, de modo que podemos ofrecer nuestras primeras impresiones de un patinete que puede tener su hueco en la gama media de estos vehículos.


19 preguntas frecuentes (y sus respuestas) a tener en cuenta antes de comprar un patinete eléctrico

En Xataka

19 preguntas frecuentes (y sus respuestas) a tener en cuenta antes de comprar un patinete eléctrico

SEAT eXS, especificaciones técnicas

Gotrax GXL

Características

Dimensiones

102 x 43 x 113 centímetros (113 x 43 x 40 centímetros cuando está plegado)

Peso

12,5 Kg

Potencia

300 W

Ángulo máximo de ascenso

10º

Batería

187WH, no extraíble, tiempo de carga de aproximadamente 3,5 horas

Autonomía

25 km teóricos

Velocidad máxima

25 km/h teóricos

Carga máxima

100 Kg

Ruedas

anti-pinchazos, 20cm (delantera) y 19,2cm (trasera)

Modos

Tres marchas

Extras

Caballete, luz frontal LED, Bluetooth

Tipo de vehículo

B

Precio

599 euros, disponible en pre-reserva


Preocupación sobre ruedas: 273 accidentes con patinetes eléctricos en España en 2018, la mayoría provocados por los patinadores

En Xataka

Preocupación sobre ruedas: 273 accidentes con patinetes eléctricos en España en 2018, la mayoría provocados por los patinadores

Pesado, pero robusto y fiable

Seat Exs 2 Las ruedas del SEAT eXS pueden parecer pequeñas, pero no es nada que suponga un inconveniente a la hora de conducirlo por todo tipo de terrenos.

El SEAT eXS es un patinete de tamaño más bien grande, con acabados metálicos y una barra frontal gruesa que revela dónde se encuentra la batería. Tiene una buena plataforma en la que poder apoyar los dos pies cuando aceleramos, y como residente de Barcelona me siento obligado a mencionar que el patrón que hay en esa plataforma imita la distribución de calles del conocido distrito del Eixample de la ciudad.

Seat Exs 3 El manillar del SEAT eXS, con la pantalla y el botón de encendido en el centro. A sus lados, las palancas de aceleración y de frenado.

El manillar tiene una altura correcta y un agarre que no resbala con nuestras manos. Preside en el centro una pantalla, que nos indica los datos básicos como la velocidad, el modo de conducción que tenemos y la carga de batería restante. Justo abajo, un botón nos permite apagar y encender el vehículo. En los laterales de la pantalla central tenemos la palanca para acelerar (en azul) y la de freno (en rojo). Como la gran mayoría de patinetes, todo es muy sencillo.

Seat Exs 8

Las ruedas del SEAT eXS pueden parecer algo pequeñas en proporción con el resto del patinete, pero transmiten una sensación de fiabilidad. Además, al ser macizas, nos cubrimos las espaldas ante cualquier pinchazo. Ambas siguen apoyándose en el suelo en cuanto plegamos el patinete, lo que nos permite poder desplazarlo sobre una de esas ruedas cuando está plegado. Y eso es bueno, porque sus 12,5 kg no lo hacen precisamente algo cómodo de cargar ni de subir por unas escaleras.

Seat Exs 4 Incluso a plena luz del día, la luz delantera LED del SEAT eXS se deja ver.

Al sólo haberlo podido probar de día nos queda probar la intensidad de la luz LED que hay integrada en el frontal del patinete, aunque nos da la impresión de que tiene que ser potente si se deja ver incluso a hora de máxima intensidad solar en Barcelona. Y algo que tampoco hemos podido probar por la duración de la prueba es su batería, que queda fija en el interior del patinete. Echo en falta que sea extraíble, ya que así podríamos llevar una batería de recambio y curarnos de imprevistos en pleno trayecto (o doblar la autonomía del patinete).


1.000 kilómetros con un patinete eléctrico: así ha cambiado mi movilidad en la ciudad

En Xataka

1.000 kilómetros con un patinete eléctrico: así ha cambiado mi movilidad en la ciudad

Conduccion: tres modos que cumplen con lo que prometen

Seat Exs 5

Conducir el eXS no nos da ninguna sorpresa ni supone alguna diferencia respecto a los patinetes de otras marcas: basta con un pequeño impulso por nuestra parte para que luego acelerar y circular con el patinete sea muy sencillo. Si ya has conducido otras marcas en el pasado, acostumbrarte al eXS será cosa de cinco minutos o menos.

Contamos con tres modos de conducción: modo eco, modo normal y modo sport. Como probablemente habrás deducido, el primero ahorra energía acelerando con menos potencia mientras que el tercero hace justo lo contrario exprimiendo toda la potencia que puede de la batería. El modo normal es el paso intermedio, indicado para la mayoría de situaciones de conducción. En todos ellos puedes dejar de pulsar la palanca de aceleración una vez has terminado de empezar a circular gracias a un control de crucero.

SEAT nos promete 25 kilómetros por hora, y cumple. Circulando en territorio plano, en el modo eco he sido capaz de alcanzar 16 km/h. En el modo normal 22 km/h, y en el modo sport 26 km/h apurándolo al máximo. Es una velocidad mucho más que suficiente (incluso diría que excesiva) para circular por grandes urbes, pero ayudará mucho cuando tengamos que enfrentarnos a una subida pronunciada. En esos casos la velocidad siembre bajará.

Seat Exs 6

El frenado se hace exclusivamente a través de la palanca del manillar, sin posibilidad de poder apoyar el pie en un freno que actúe directamente en la rueda trasera. Aún así, si usamos nuestro pulgar pulsando generosamente sobre esa palanca, el frenado tiene una buena respuesta.

El eXS Scooter cuenta con una conexión Bluetooth para comunicarse con la aplicación móvil de Segway (disponible en iOS y en Android), que no pudimos probar in situ pero que permite controlar algunos aspectos del patín como su luz. Además contamos con una sección con guías y con la posibilidad de compartir "momentos" en los que muestras lo que eres capaz de hacer con el patinete.


Así es 'PAL', el precioso prototipo de patinete eléctrico con inteligencia artificial de NIO, el llamado "Tesla chino"

En Xataka

Así es 'PAL', el precioso prototipo de patinete eléctrico con inteligencia artificial de NIO, el llamado "Tesla chino"

Segway y SEAT como servicios de reparación

Seat Exs 7

Algo en lo que ya nos hemos fijado con otras marcas como Xiaomi es los servicios y asistencias que tienes disponibles con el patinete: ¿a dónde podemos ir si tenemos una avería? ¿Disponemos de algún servicio técnico? Desde SEAT nos confirman que el eXS Scooter cuenta con los dos años de garantía reglamentarios de la unión Europea, y esa garantía cubre defectos de fabricación. En caso de encontrarnos con uno de esos defectos, cualquier concesionario de SEAT nos sirve como lugar donde podemos recibir asistencia.

Lo que no cubre la garantía es el desgaste de las piezas consumibles, como por ejemplo los neumáticos. Si por ejemplo necesitas cambiarlos por haberlos utilizado durante mucho tiempo, lo que nos recomiendan desde SEAT es buscar un punto de servicio de Segway; o un reparador de confianza en caso de que no haya esos puntos cerca de donde vivamos.

Seat Exs 9

De momento, las sensaciones que hemos podido sacar tras la breve prueba de 30-40 minutos que hemos podido hacer del SEAT eXS son buenas. Aún no podemos comentar nada de su autonomía, pero se trata de un patinete robusto con una velocidad más que decente para poder superar las cuestas de cualquier ciudad.

Su precio de 599 euros puede ser un obstáculo frente a los patinetes que cuestan menos de 400 euros de otras marcas, pero a cambio obtenemos un modelo con la cobertura de garantía de SEAT y Segway y con unas ruedas que probablemente sólo tendremos que cambiar a largo plazo por desgaste. Si tuviera una batería intercambiable, sería redondo.

De momento, el SEAT eXS Kickscooter se encuentra sólo disponible para una pre-reserva desde su web oficial.

También te recomendamos


Primera muerte de un peatón atropellado por patinete eléctrico en España


SEAT Tarraco, así es por dentro el SEAT que quiere ganar la guerra de los SUVs


SEAT se apunta a los patinetes eléctricos aliándose con Segway: hasta 25 km/h y 599 euros para competir con Xiaomi


La noticia

SEAT eXS, primeras impresiones: probamos el primer patinete eléctrico que SEAT ha diseñado junto a Segway

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Miguel López

.

Chequea también

Cómo es empezar a jugar a ‘GTA V’ seis años después de su estreno

Entras en Twitch, seguro de toparte con alguna novedad ganando relevancia. Y ves a cuatro streamers populares poniendo acentos raros. Uno hace de paramédico comprometido, conduciendo con urgencia y celeridad para salvar vidas. Otro es un policía condecorado que no tolera tonterías. El tercero es el escurridizo ladrón que ha dejado en jaque a media ciudad. El cuarto, simple y llanamente, es un piloto retirado que vive sus días paseando y dándose chapuzones en la piscina. Ha habido un accidente y llevan media hora discutiendo sobre reglas violadas, subiendo el tono. Uno se cruza de brazos, otro amenaza, otro levanta las manos. Los cuatro están dentro de ‘GTA V’. Y la historia que "escriben" ha puesto al juego por encima de ‘Fortnite’, de ‘League of Legends’ o ‘DOTA 2’. Y Netflix debería prestar atención. ¿Entiendes algo de todo esto? Quién juega a ‘GTA V’ en pleno 2019 Tengamos esto en cuenta: el próximo 17 de septiembre se cumplen 6 años de la publicación de ‘GTA V’. Fue el año de indies como ‘Papers, Please’, ‘Gone Home’, ‘Super Mario 3D World’ revitalizando la Wii U o hitos como ‘The Last of Us’ en PS3, el reboot de ‘Tomb Raider’ y el cierre de la trilogía Bioshock con ‘Infinite’. Entonces, ¿quién puede estar jugando a GTA V ahora mismo? La respuesta es breve: todo el mundo. Olvídate por un momento de los battle royale y todos semiautomáticos donde el RNG condiciona la partida. EN ‘GTA V’ da igual a la hora que te logees, siempre encontrarás compañeros online, cazarrecompensas, kamikazes y simples lobos solitarios con bazookas. Por miles. ‘GTA V’ rompió el molde. Recaudó una fortuna que zarandeó aquella gastada sentencia sobre lo mucho que factura la industria del videojuego. Trimestre a trimestre vimos como Rockstar pulverizaba uno a uno sus propios récords. Hasta hoy. Bronce en el podio por tercer juego más vendido de la historia, sus logros cobran su propia forma en España, donde Games Sales Data (GSD) y Asociación Española de Videojuegos (AEVI) se acuerdan todos los meses de él. Sí, 'GTA V' a 4K se sigue viendo de escándalo. El pasado marzo, en racha de lanzamientos, ‘GTA V’ se hizo con una muy digna sexta posición. En abril, tercero. ¿En mayo? Primero. ¿Y en junio? Tercero, de nuevo. En julio apostamos nuestra colección de cartas Magic a que se mantendrá entre los primeros cinco puestos. Da igual la plantilla y poco importa que el español no sea un mercado especialmente oneroso. ‘GTA V’ se mantiene entre los 10 primeros puestos en todos los mercados del planeta. En algunos, como UK, España o EEUU, rara vez ha bajado del bronce desde hace más de un año. No hablamos sólo de PS4: en Xbox la perspectiva no es distinta. Y esto no es fruto del mercado retail “porque ahora está barato”. Webs como Instant Gaming tienen a ‘GTA V’ en el podio desde hace, al menos, un año —actualmente mantiene el primer puesto—. Entretanto, semana a semana, del Diamond Casino & Resort —heredado directamente de GTA San Andreas— al enésimo reto de carreras con nuevos vehículos, la factoría no para de alimentar a un monstruo que ya devoró cualquier posible DLC’s fuera de GTA Online. Ahí reside el corazón de sus innovaciones. Así se juega hoy a ‘GTA V’ Puedes crear varios personajes y gestionarlos desde esta ficha policial. ‘GTA V’ son dos juegos en uno. El primero, offline, pone sobre la mesa a tres personajes que en cierto momento confluyen y deciden llevar a cabo una serie de robos que les garantice un dulce retiro. La cosa se complica a su manera y habrá que tomar ciertas decisiones que condicionen el final de esta trama episódica. Puedes devorarlo en 10 horas. Una segunda línea de guión nos permite acumular riqueza comprando y vendiendo acciones en las distintas empresas de la ciudad. Dinero con el que compraremos garajes para vestir con los mejores bólidos de la ciudad, ropas para vestir nuestro tonificado torso, o simplemente tatuarse, pasarse por una peluquería o armarnos hasta los dientes. Hay más, claro: el modo Director nos permite controlar a personajes en clave actoral y crear distintas escenas con ellos. Si alguna vez has visto los cortos de GTA IV en Machinima puedes hacerte una idea del talento de la comunidad. Zona sur del mapa en su versión online. Siempre hay algo que hacer. La misma pieza offline de hace seis años sobre la que, aún inquebrantable en lo gráfico e igual de portentoso en lo narrativo, se notan las costuras. Se mantiene vigente como un clásico del cine negro, pero al lado está ‘Breath of the Wild’, ‘What Remains of Edith Finch’, ‘God of War’, ‘A Plague Tale’. En cierto modo, sus chistes sobre el corporativismo de Twitter suenan algo ajados en tiempos donde apetecen bromas virales con Alexandria Ocasio-Cortez. El segundo juego, ‘GTA Online’, es un paraíso lleno de herramientas que comienza con un tutorial con creación de personaje, atiborrado de misiones sobre un hostil ecosistema donde sobrevivir exige medrar rápido y amontonar millones. Y es infinito. Hora de rolear GTA Online también posee varias capas. La primera es la más simple: creas tu personaje y vas aceptando misiones para acumular dólares. Es fácil de entender y Rockstar se esmera por ayudar al novato, tanto en cooperativo y competitivo, alimentando al monstruo del capitalismo. Una vez has logrado amasar cierta cantidad de dinero puedes plantearte vivir en otro piso piloto, uno lleno de lujos. Según mejoras aptitudes también puedes ayudar a jugadores aliándote con algún clan, etcétera. Cualquier ocasión es buena. El pasado 4 de Julio, con motivo del Día de la Independencia, las calles se llenaron de barras y estrellas, humo bicolor para los coches y las investigaciones en Tráfico de armas tardaban la mitad de tiempo en completarse. Já. Cada quince días es fácil toparse con descuentos en propiedades, doble salario en escoltas, dobles GTA$, trabajos VIP para quienes no tiene tienen otra cosa mejor que hacer y la simple recompensa de entrar todos los días a limpiar las calles. Un escalón por encima tenemos el modo Creador, donde cualquiera puede diseñar desde una imposible carrera acrobática hasta las mil formas de convertir el Modo Adversario en algo distinto. Por ejemplo, el Glory Hole —sí, es un guiño sexual bastante perverso— fue la sensación de hace unos meses: cuatro equipos de 6 jugadores cada uno compiten por empujándose con camiones de basura (MTL Dune). Si caes fuera de los los límites o al agujero del toroide, pierdes. Otro reto planta combos haciendo parkour en una serie de plataformas sobre el mar. Si caes, los tiburones te comen. Y los mods son otro ingrediente fundamental. El divertimento del fin de semana pasado fue recrear escenas de Tiburón a paso que aprovechábamos las inmensidades oceánicas. El fin de semana que viene tal vez nos encontremos con una especie de ‘Wipeout’ donde combatir con la dichosa moto voladora Oppressor Mk II. La última capa tiene nombre propio: RP, siglas de Role Playing. Una especie de GTA + ‘Los Sims’ + roleo típico ‘Second Life’. La definición pura de caja-de-arena. Al HUD habitual se suma un chat, un medidor de sed y otro de alimentación. La economía interna adquiere una capa de profundidad extra: necesitamos asistir a la oficina de empleo para aceptar algún tipo de trabajo. Y obtenemos ganancias, pero también acumulamos deudas. Monólogos, conciertos, confesiones y pedidas de mano. Con atentados incluidos. Es aquí donde ‘GTA V’ se ha convertido en una comedia de situación en servidores públicos. Los streamers guionizan y escriben papeles que otros jugadores asumen. El gag como responsabilidad lúdica. En los servidores privados las reglas cambian. Con sus propias comunidades, chats en Discord y un estricto reglamento de conducta, los jugadores viven sus vidas, cogen el metro, comen a sus respectivas horas, pagan el alquiler, llaman a los efectivos de la Guardia Civil para asegurar la ciudad y más que robar joyas, nos roban tiempo. Si insultas, estás fuera. Si te encuentras algo que no es tuyo, no lo robes. Porque aquí hay permadeath. Como en la vida real. Gran parte de estos servidores —como los populares NoPixel o Eclipse RP— cuentan con férreas normas de convivencia. La regla común exige jugar durante un tiempo para pasar la prueba de rol —un cuestionario tipo test—. Quien aprueba accede a un foro para presentarse a la comunidad y poder crear al personaje dentro de dicho servidor. Escribiendo una vida Rockstar sabe revestir cada evento de novedad relevante. Invierte en ello. La pasada navidad, Rockstar Games presentó 'Arena War', su propio ZFighters, un evento a lo Carmaggeddon donde la meta es salir indemne a los embistes de monster trucks, tanques y hasta camiones de 8 ruedas. Hasta 46 vehículos y 7 modos para competir. Para conmemorar el evento añadieron ropitas, descuentos en armas, nuevas músicas, un comentarista propio —Alan Jerome— y decenas que modalidades que darían para un juego propio. Y así, cada mes. Los completistas no se pierden ninguna de estas citas. Y ahí se concentra el atractivo: estar al día requiere jugar y jugar mucho. Tiempo que no dedicarás a otros juegos de la competencia. En Vida Extra Todos los juegos de la saga GTA ordenados de peor a mejor Sin embargo, su fortaleza maestra sigue siendo RP. Mientras lees estas líneas hay un grupo de jugadores intentando recrear escenas de The Wire —más aún, vivir en la piel los papeles de Stringer Bell, Avon Barksdale o Jimmy McNulty. Algunos quieren ganarse la vida con honestidad pero tropiezan con la delincuencia. Otros conversan sobre viejos tropos, sobre obesidad, comunidad LTGBI+ y deseos sexuales reprimidos. Otros prefieren asumir la función de un ATS de Cruz Roja o comprar el suficiente armamento para llevarse por delante a medio servidor. Esta y no otra es la razón por la que miles de personas están (estamos) jugando a 'GTA V' en pleno verano de 2019. Nadie nos dice quién podemos o no podemos ser dentro de sandbox de Rockstar. Bueno, excepto los moderadores y dueños de cualquier comunidad. También te recomendamos SimCity es divertido y sorprendentemente real: así lo explica una persona que diseña ciudades de verdad Gamers y la economía de la atención: juegan menos para ver jugar a otros más Si usas ratón y teclado en Fortnite, no jugarás con los que no lo usen (si no quieres) - La noticia Cómo es empezar a jugar a 'GTA V' seis años después de su estreno fue publicada originalmente en Xataka por Israel Fernández .