No tan rápido: por qué la revolución de los vehículos eléctricos traerá sus propios problemas consigo

No tan rápido: por qué la revolución de los vehículos eléctricos traerá sus propios problemas consigo

Tras años siendo ridiculizados y vistos como una broma por los fabricantes de coches y por el público, el interés por los coches eléctricos ha aumentado de forma significativa y los gobiernos de todo el mundo ya están creando planes para prohibir el petróleo y los coches de diésel.

Hemos visto cómo casi de repente hay una gran disponibilidad de coches eléctricos, especialmente en la gama alta donde Tesla va muy por delante de otras marcas más arraigadas. Probablemente muy pronto los coches eléctricos también se harán con el resto del mercado, de hecho se espera que para el año 2025 los precios serán similares a los de los automóviles convencionales.

Los coches eléctricos son alabados como la respuesta que necesitamos para conseguir una movilidad verde y limpia, pero la sostenibilidad general de los coches eléctricos todavía no está clara. Examinando la situación detenidamente, quizá deberíamos replantearnos todo nuestro modelo de transporte.

En comparación con los motores de combustión, el transporte eléctrico tiene ventajas obvias en cuanto a las emisiones y nuestra salud. Solo el transporte es responsable de cerca del 23% de las emisiones de dióxido de carbono energéticas a nivel mundial, una cifra que se espera sea el doble para el año 2050.

Los vehículos a motor también son un obstáculo para la sociedad, especialmente en entornos urbanos donde son uno de los principales responsables del ruido y la contaminación atmosférica. La posibilidad de evitar estos problemas es la razón por la que los coches eléctricos están considerados como una tecnología clave para ayudarnos en la limpieza del sector del transporte. Sin embargo, los coches eléctricos traen consigo sus propios problemas.

Problemas en la cadena de suministro

Istock 488178053

Para empezar, existe un factor preocupante en la cadena de distribución de los coches eléctricos: el cobalto es un componente clave en las baterías de ión-litio, una materia prima relacionada con la explotación infantil. También hay que tener en cuenta que es tóxico extraer del suelo el níquel utilizado en esas mismas baterías y que existen preocupaciones a nivel medioambiental y conflictos sobre el uso del suelo relacionados con la extracción del litio en países como el Tíbet y Bolivia.


El futuro de los coches eléctricos se juega en los próximos tres años y las baterías son el problema clave

En Xataka

El futuro de los coches eléctricos se juega en los próximos tres años y las baterías son el problema clave

Los elementos utilizados en la producción de baterías son finitos y tienen un suministro limitado, lo que hace que sea imposible cambiar todo el transporte mundial a un transporte eléctrico con la tecnología de baterías actual. Mientras tanto, sigue sin haber una forma segura a nivel medioambiental para reciclar las baterías de ión-litio.

Si bien los coches eléctricos no producen gases de escape, sí existen preocupaciones sobre las emisiones de partículas finas. Los coches eléctricos suelen ser más pesados que los automóviles convencionales y cuanto más pesado sea el vehículo producirá más emisiones que no son de escape. El elevado par motor de los vehículos eléctricos también empeora el problema de las emisiones de partículas finas, puesto que los neumáticos sufren un mayor desgaste y se produce una mayor dispersión de partículas finas.

Diferente motor, mismo problema

Existen muchos otros problemas que los coches eléctricos comparten con los coches convencionales: ambos necesitan carreteras, zonas de aparcamiento y otras infraestructuras, un problema crítico en las ciudades. Las carreteras pueden dividir a las comunidades y dificultar el acceso a servicios esenciales para aquellas personas que no dispongan de un coche.

Un cambio en la dependencia de la gente a los coches con motor de combustión tampoco mejoraría mucho el estilo sedentario urbano porque no mejoraría nuestra falta de actividad física.

Otros problemas están relacionados con la densidad de tráfico. En Australia, se estima que los atascos crean un gasto social innecesario de 16.500 millones de dólares australianos y se espera que la cifra aumente en un 2% anual hasta el 2030. Si tenemos en cuenta las tendencias en el aumento de la población y en la urbanización a nivel mundial y en Australia, los coches eléctricos, a pesar de las obvias ventajas que tienen sobre los combustibles fósiles, no solucionarán los problemas relacionados con la movilidad y con las infraestructuras urbanas.


Cómo la tecnología está intentando (sin mucho éxito) acabar con los atascos de tráfico

En Xataka

Cómo la tecnología está intentando (sin mucho éxito) acabar con los atascos de tráfico

Las nuevas tecnologías o las nuevas normativas podrían solucionar estos quebraderos de cabeza técnicos y medioambientales. Las mejoras en el reciclaje y en innovación, así como una producción de baterías más verde podrían ser la clave para reducir los impactos de la fabricación de baterías. Los sistemas de certificación, como el propuesto en Suecia, podrían ayudar a que el impacto sea menor en las cadenas de producción de las baterías y evitar el uso de minerales conflictivos y violaciones de derechos humanos en la industria.

Un nuevo modelo de transporte

Istock 186293410

Sin embargo, aunque nuestras preocupaciones sobre el cambio climático ya son de por sí una garantía suficiente para acelerar la transición a la movilidad eléctrica, puede que solamente se trate de una tecnología de transición. Los coches eléctricos harán poco para mejorar la movilidad y la habitabilidad de las ciudades durante los próximos años. Algunos fabricantes tradicionales como Porsche ya están trabajando en nuevos modos de transporte, especialmente para mercados tan saturados y en crecimiento como el de China.

Sin embargo, su idea se sigue basando en utilizar vehículos personales en los que los coches eléctricos utilizarían un sistema de tráfico inteligente para evitar los atascos en las carreteras. En vez de tener menos coches, algo recomendado por los expertos en transporte, las fabricantes de coches siguen promoviendo el transporte individual en vez de buscar una versión más verde.

Con el aumento de la población se hace necesario un cambio en el modelo del transporte basado en un cambio en el diseño urbano para resolver los problemas del transporte.

En Copenhague, por ejemplo, ya hay más bicis que coches en el centro de la ciudad y se espera que llegue a no haber ningún coche en los próximos diez años. Muchas otras ciudades, como Oslo en Noruega y Chengdu en China, también van de camino a convertirse en ciudades sin coches.

Los expertos ya están contemplando nuevos diseños para las ciudades que se basan en la combinación de un transporte público eficiente, como el de la ciudad de Curitiba, en Brasil con la prioridad para los peatones, como en la ciudad de Vauben, en Alemania. Se trata de un modelo que combina un desarrollo del transporte mixto, como se puede ver en lugares como Fruitvale Villa, en California.


No solo los coches eléctricos: en China, los autobuses eléctricos están dinamitando la demanda de petróleo

En Motorpasión

No solo los coches eléctricos: en China, los autobuses eléctricos están dinamitando la demanda de petróleo

Pero estas innovaciones no solucionan solamente los problemas medioambientales relacionados con el transporte, sino que también mejoran la calidad de vida recuperando los espacios verdes en la ciudad. El coste de vida es menor porque se reduce el tiempo y el coste de los desplazamientos y proporcionan beneficios para la salud gracias a la reducción de la contaminación y a la promoción de un estilo de vida más saludable. También mejoran la cohesión social fomentando la interacción de las personas en la calle y ayudan a reducir la delincuencia. Tampoco hay que olvidar que la economía mejoraría porque se reduciría la pérdida de productividad por culpa de los atascos.

Los coches eléctricos son una solución tecnológica de rápida implementación que contribuye a resolver los problemas del cambio climático y mejora la calidad del aire urbano, por lo menos hasta cierto punto. Sin embargo, el objetivo final de la sostenibilidad es eliminar muchas de las necesidades de transporte diarias actuales a través de diseños inteligentes recuperando aquellas partes de nuestras vidas que hemos perdido por culpa de décadas de dependencia a los coches.

Autor:

  • Martin Brueckner, profesor titular de Sostenibilidad, Universidad de Murdoch

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí

Traducido por Silvestre Urbón

Foto | iStock

También te recomendamos


BMW Vision M Next: así se imagina BMW el futuro de los coches eléctricos, y es espectacular


Así es como BYD, el fabricante chino y mayor productor de coches eléctricos, se prepara para dominar el mundo


España se está quedando fuera de la fabricación del coche eléctrico. El futuro de un sector crítico pasa por estos fabricantes


La noticia

No tan rápido: por qué la revolución de los vehículos eléctricos traerá sus propios problemas consigo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
The Conversation

.

Chequea también

Cómo es empezar a jugar a ‘GTA V’ seis años después de su estreno

Entras en Twitch, seguro de toparte con alguna novedad ganando relevancia. Y ves a cuatro streamers populares poniendo acentos raros. Uno hace de paramédico comprometido, conduciendo con urgencia y celeridad para salvar vidas. Otro es un policía condecorado que no tolera tonterías. El tercero es el escurridizo ladrón que ha dejado en jaque a media ciudad. El cuarto, simple y llanamente, es un piloto retirado que vive sus días paseando y dándose chapuzones en la piscina. Ha habido un accidente y llevan media hora discutiendo sobre reglas violadas, subiendo el tono. Uno se cruza de brazos, otro amenaza, otro levanta las manos. Los cuatro están dentro de ‘GTA V’. Y la historia que "escriben" ha puesto al juego por encima de ‘Fortnite’, de ‘League of Legends’ o ‘DOTA 2’. Y Netflix debería prestar atención. ¿Entiendes algo de todo esto? Quién juega a ‘GTA V’ en pleno 2019 Tengamos esto en cuenta: el próximo 17 de septiembre se cumplen 6 años de la publicación de ‘GTA V’. Fue el año de indies como ‘Papers, Please’, ‘Gone Home’, ‘Super Mario 3D World’ revitalizando la Wii U o hitos como ‘The Last of Us’ en PS3, el reboot de ‘Tomb Raider’ y el cierre de la trilogía Bioshock con ‘Infinite’. Entonces, ¿quién puede estar jugando a GTA V ahora mismo? La respuesta es breve: todo el mundo. Olvídate por un momento de los battle royale y todos semiautomáticos donde el RNG condiciona la partida. EN ‘GTA V’ da igual a la hora que te logees, siempre encontrarás compañeros online, cazarrecompensas, kamikazes y simples lobos solitarios con bazookas. Por miles. ‘GTA V’ rompió el molde. Recaudó una fortuna que zarandeó aquella gastada sentencia sobre lo mucho que factura la industria del videojuego. Trimestre a trimestre vimos como Rockstar pulverizaba uno a uno sus propios récords. Hasta hoy. Bronce en el podio por tercer juego más vendido de la historia, sus logros cobran su propia forma en España, donde Games Sales Data (GSD) y Asociación Española de Videojuegos (AEVI) se acuerdan todos los meses de él. Sí, 'GTA V' a 4K se sigue viendo de escándalo. El pasado marzo, en racha de lanzamientos, ‘GTA V’ se hizo con una muy digna sexta posición. En abril, tercero. ¿En mayo? Primero. ¿Y en junio? Tercero, de nuevo. En julio apostamos nuestra colección de cartas Magic a que se mantendrá entre los primeros cinco puestos. Da igual la plantilla y poco importa que el español no sea un mercado especialmente oneroso. ‘GTA V’ se mantiene entre los 10 primeros puestos en todos los mercados del planeta. En algunos, como UK, España o EEUU, rara vez ha bajado del bronce desde hace más de un año. No hablamos sólo de PS4: en Xbox la perspectiva no es distinta. Y esto no es fruto del mercado retail “porque ahora está barato”. Webs como Instant Gaming tienen a ‘GTA V’ en el podio desde hace, al menos, un año —actualmente mantiene el primer puesto—. Entretanto, semana a semana, del Diamond Casino & Resort —heredado directamente de GTA San Andreas— al enésimo reto de carreras con nuevos vehículos, la factoría no para de alimentar a un monstruo que ya devoró cualquier posible DLC’s fuera de GTA Online. Ahí reside el corazón de sus innovaciones. Así se juega hoy a ‘GTA V’ Puedes crear varios personajes y gestionarlos desde esta ficha policial. ‘GTA V’ son dos juegos en uno. El primero, offline, pone sobre la mesa a tres personajes que en cierto momento confluyen y deciden llevar a cabo una serie de robos que les garantice un dulce retiro. La cosa se complica a su manera y habrá que tomar ciertas decisiones que condicionen el final de esta trama episódica. Puedes devorarlo en 10 horas. Una segunda línea de guión nos permite acumular riqueza comprando y vendiendo acciones en las distintas empresas de la ciudad. Dinero con el que compraremos garajes para vestir con los mejores bólidos de la ciudad, ropas para vestir nuestro tonificado torso, o simplemente tatuarse, pasarse por una peluquería o armarnos hasta los dientes. Hay más, claro: el modo Director nos permite controlar a personajes en clave actoral y crear distintas escenas con ellos. Si alguna vez has visto los cortos de GTA IV en Machinima puedes hacerte una idea del talento de la comunidad. Zona sur del mapa en su versión online. Siempre hay algo que hacer. La misma pieza offline de hace seis años sobre la que, aún inquebrantable en lo gráfico e igual de portentoso en lo narrativo, se notan las costuras. Se mantiene vigente como un clásico del cine negro, pero al lado está ‘Breath of the Wild’, ‘What Remains of Edith Finch’, ‘God of War’, ‘A Plague Tale’. En cierto modo, sus chistes sobre el corporativismo de Twitter suenan algo ajados en tiempos donde apetecen bromas virales con Alexandria Ocasio-Cortez. El segundo juego, ‘GTA Online’, es un paraíso lleno de herramientas que comienza con un tutorial con creación de personaje, atiborrado de misiones sobre un hostil ecosistema donde sobrevivir exige medrar rápido y amontonar millones. Y es infinito. Hora de rolear GTA Online también posee varias capas. La primera es la más simple: creas tu personaje y vas aceptando misiones para acumular dólares. Es fácil de entender y Rockstar se esmera por ayudar al novato, tanto en cooperativo y competitivo, alimentando al monstruo del capitalismo. Una vez has logrado amasar cierta cantidad de dinero puedes plantearte vivir en otro piso piloto, uno lleno de lujos. Según mejoras aptitudes también puedes ayudar a jugadores aliándote con algún clan, etcétera. Cualquier ocasión es buena. El pasado 4 de Julio, con motivo del Día de la Independencia, las calles se llenaron de barras y estrellas, humo bicolor para los coches y las investigaciones en Tráfico de armas tardaban la mitad de tiempo en completarse. Já. Cada quince días es fácil toparse con descuentos en propiedades, doble salario en escoltas, dobles GTA$, trabajos VIP para quienes no tiene tienen otra cosa mejor que hacer y la simple recompensa de entrar todos los días a limpiar las calles. Un escalón por encima tenemos el modo Creador, donde cualquiera puede diseñar desde una imposible carrera acrobática hasta las mil formas de convertir el Modo Adversario en algo distinto. Por ejemplo, el Glory Hole —sí, es un guiño sexual bastante perverso— fue la sensación de hace unos meses: cuatro equipos de 6 jugadores cada uno compiten por empujándose con camiones de basura (MTL Dune). Si caes fuera de los los límites o al agujero del toroide, pierdes. Otro reto planta combos haciendo parkour en una serie de plataformas sobre el mar. Si caes, los tiburones te comen. Y los mods son otro ingrediente fundamental. El divertimento del fin de semana pasado fue recrear escenas de Tiburón a paso que aprovechábamos las inmensidades oceánicas. El fin de semana que viene tal vez nos encontremos con una especie de ‘Wipeout’ donde combatir con la dichosa moto voladora Oppressor Mk II. La última capa tiene nombre propio: RP, siglas de Role Playing. Una especie de GTA + ‘Los Sims’ + roleo típico ‘Second Life’. La definición pura de caja-de-arena. Al HUD habitual se suma un chat, un medidor de sed y otro de alimentación. La economía interna adquiere una capa de profundidad extra: necesitamos asistir a la oficina de empleo para aceptar algún tipo de trabajo. Y obtenemos ganancias, pero también acumulamos deudas. Monólogos, conciertos, confesiones y pedidas de mano. Con atentados incluidos. Es aquí donde ‘GTA V’ se ha convertido en una comedia de situación en servidores públicos. Los streamers guionizan y escriben papeles que otros jugadores asumen. El gag como responsabilidad lúdica. En los servidores privados las reglas cambian. Con sus propias comunidades, chats en Discord y un estricto reglamento de conducta, los jugadores viven sus vidas, cogen el metro, comen a sus respectivas horas, pagan el alquiler, llaman a los efectivos de la Guardia Civil para asegurar la ciudad y más que robar joyas, nos roban tiempo. Si insultas, estás fuera. Si te encuentras algo que no es tuyo, no lo robes. Porque aquí hay permadeath. Como en la vida real. Gran parte de estos servidores —como los populares NoPixel o Eclipse RP— cuentan con férreas normas de convivencia. La regla común exige jugar durante un tiempo para pasar la prueba de rol —un cuestionario tipo test—. Quien aprueba accede a un foro para presentarse a la comunidad y poder crear al personaje dentro de dicho servidor. Escribiendo una vida Rockstar sabe revestir cada evento de novedad relevante. Invierte en ello. La pasada navidad, Rockstar Games presentó 'Arena War', su propio ZFighters, un evento a lo Carmaggeddon donde la meta es salir indemne a los embistes de monster trucks, tanques y hasta camiones de 8 ruedas. Hasta 46 vehículos y 7 modos para competir. Para conmemorar el evento añadieron ropitas, descuentos en armas, nuevas músicas, un comentarista propio —Alan Jerome— y decenas que modalidades que darían para un juego propio. Y así, cada mes. Los completistas no se pierden ninguna de estas citas. Y ahí se concentra el atractivo: estar al día requiere jugar y jugar mucho. Tiempo que no dedicarás a otros juegos de la competencia. En Vida Extra Todos los juegos de la saga GTA ordenados de peor a mejor Sin embargo, su fortaleza maestra sigue siendo RP. Mientras lees estas líneas hay un grupo de jugadores intentando recrear escenas de The Wire —más aún, vivir en la piel los papeles de Stringer Bell, Avon Barksdale o Jimmy McNulty. Algunos quieren ganarse la vida con honestidad pero tropiezan con la delincuencia. Otros conversan sobre viejos tropos, sobre obesidad, comunidad LTGBI+ y deseos sexuales reprimidos. Otros prefieren asumir la función de un ATS de Cruz Roja o comprar el suficiente armamento para llevarse por delante a medio servidor. Esta y no otra es la razón por la que miles de personas están (estamos) jugando a 'GTA V' en pleno verano de 2019. Nadie nos dice quién podemos o no podemos ser dentro de sandbox de Rockstar. Bueno, excepto los moderadores y dueños de cualquier comunidad. También te recomendamos SimCity es divertido y sorprendentemente real: así lo explica una persona que diseña ciudades de verdad Gamers y la economía de la atención: juegan menos para ver jugar a otros más Si usas ratón y teclado en Fortnite, no jugarás con los que no lo usen (si no quieres) - La noticia Cómo es empezar a jugar a 'GTA V' seis años después de su estreno fue publicada originalmente en Xataka por Israel Fernández .