La vida está tan mal que hasta los árboles han empezado a emigrar al oeste

E90cc611c198cde2543713ef26df2b3d

En los últimos 30 años, tres cuartas partes de las especies de árboles del este de Estados Unidos se han movido. La inmensa mayoría de ellos hacia el oeste a razón de 15 kilómetros y medio por década. Sabíamos que los árboles iban a moverse, claro. Pero, sinceramente, esto no nos lo esperábamos.

Los expertos llevan décadas avisándonos de que animales y plantas iban a ir desplazándose progresivamente a medida que las temperaturas cambiaran. Creían que irían hacia arriba y hacia los polos buscando temperaturas más parecidas a las que estaban acostumbrados. Lo que no teníamos previsto era que se movieran en otras direcciones.

Go West

F4 Large

El movimiento de las poblaciones de seres vivos hacia los polos y hacia zonas de mayor altitud está muy documentado. Cada vez podemos encontrar más especies fuera de su hábitat tradicional. Los mismos datos que se acaban de publicar lo muestran.

Según los datos del Inventario Forestal de Estados Unidos, 86 tipos distintos de árboles se han movido entre 1980 y 2015. De ellos, un 34% de los árboles se habían movido 11 kilómetros por década hacia el norte. Pero un 47% de ellos, se movieron 15,4 kilómetros de media por década hacia el oeste. Ningún (o casi ningún) tipo de árbol se movió hacia el sur o hacia el este.

Como dato curioso (y esencial), los árboles que se están moviendo al oeste son angiospermas (árboles con flores), mientras los que se están moviendo al norte son gimnospermas (coníferas en su inmensa mayoría).

Temperaturas, humedades y algo más

F1 Large 1

Ese detalle llevó a Songlin Fei, profesor de ecología de la Universidad de Purdue, a pensar que la clave podrían ser las precipitaciones. "El estudio sugiere que, a corto plazo, los árboles responden antes a la disponibilidad de agua más que a los cambios de temperatura", explicaba Fei en Nature.

No obstante, no todo cuadra. Como ellos mismos reconocen y tras revisar los registros, "solo el 20 por ciento" de estos cambios hacia el oeste se explican por las precipitaciones. Es cierto que el oeste de Estados Unidos se ha vuelto más húmedo, pero no tanto como lo era el "este" al que estaban acostumbradas.

Así que el fenómeno es mucho más complejo: la presión que suponen las nuevas plagas, los proyectos de conservación forestal o los usos de la tierra tienen un papel fundamental en este proceso. De hecho, esto último parece fundamental.

Más allá de lo ambiental

F6 Large

Bajo mi punto de vista, para entender el proceso de "migración al oeste" debemos mirar también hacia donde migran y lo hacen hacia los Apalaches, "una región ciertamente inmensa – va de Alabama a Georgia en el sur y de Ohio a partes de Nueva York en el norte". Una región culturalmente muy cohesionada, pero que lleva 40 años degradándose a nivel político, social y económico.

Los árboles huyen del cambio climático, pero van hacia donde hay cambios humanos

Como en muchas otras zonas del mundo (desde la España inexistente a las inmediaciones del Tsavo) los cambios demográficos, ecológicos y económicos están alterando los equilibrios socioambientales que tenían cientos de años.

Los árboles norteamericanos están huyendo del calor, de la sequedad, de las plagas, sí. Pero están huyendo allí donde las sociedades están en crisis, donde el suelo ha perdido su uso y su sentido.

La biología es mutable, la sociedad es fija

Nature Forest Trees Fog

Pero quizá la idea más interesante que podemos obtener de esto es que, al contrario de lo que solemos pensar, la biología cambia más rápida y fácilmente que las estructuras sociales. La naturaleza ya se está adaptando al cambio climático. Y a marchas forzadas.

La pregunta relevante, la que se hace el equipo de Songlin Fei, es si la sociedad podrá adaptarse tan rápido.

También te recomendamos


Once GIFs que explican, de una vez por todas, qué está causando el calentamiento global


Los trucos de los jugadores españoles de CS:GO que son números 1 internacionales


Cómo convertir el dióxido de carbono en piedras y, de paso, frenar el calentamiento climático


La noticia

La vida está tan mal que hasta los árboles han empezado a emigrar al oeste

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.

Chequea también

650_1200

Asus ZenFone 4 Pro: el buque insignia de Asus llega con 6 GB de RAM y cámara doble con zoom 10x

Tras varias filtraciones que no dejaron mucho a la imaginación, Asus por fin ha anunciado la familia Zenfone 4, compuesta por un total de seis teléfonos. Junto con el Zenfone 4 normal, también llegan dos versiones apellidadas 'selfie' y el Zenfone 4 Pro, el modelo más avanzado y protagonista de este artículo. La firma taiwanesa sigue apostando por la fotografía móvil, centrándose sobre todo en las capacidades de zoom. En el Asus Zenfone 4 Pro tenemos una cámara doble en la parte trasera que combina dos sensores con distinta distancia focal, simulando un zoom óptico de hasta diez aumentos. Pero ahí no queda todo, también viene con especificaciones muy completas y una batería que promete una buena autonomía. Asus Zenfone 4, especificaciones técnicas ASUS ZENFONE 4 PRO DISEÑO 156,9 x 75,6 x 7,6 mm 175 g Lector de huellas frontal PANTALLA AMOLED 5,5 pulgadas FullHD 1.920 x 1.080 píxeles 401 ppp PROCESADOR Qualcomm Snapdragon 835 Octa-core Kryo GPU Adreno 540 RAM 6 GB MEMORIA 64/128 GB + MicroSD 2 TB SOFTWARE Android Nougat 7.1.1 + ZenUI 4.0 CÁMARA DUAL Sensor principal: 12 MP Sony IMX362, f/1.7, distancia focal 25 mm, OIS, flash LED, EIS para vídeos, Dual Pixel, PDAF + Láser AF Sensor secundario: 16 MP Sony IMX351, zoom óptico 2x, distancia focal 50 mm Funciones: vídeos 4K, HDR Pro, modo Pro, modo belleza, Super Resolución (48 MP), GIFs, cámara lenta, time lapse CÁMARA FRONTAL 8 MP Sony IMX319, f/1.9, modo belleza, selfies panorámicas, HDR Pro CONECTIVIDAD 4G, WiFi a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, Dual SIM, minijack, USB-C BATERÍA 3.600 mAh Zoom de diez aumentos y más sensibilidad a la luz No hay duda de que las cámaras dobles se han convertido en un elemento más que habitual en la gama alta, aunque no todos los fabricantes las aprovechan del mismo modo. En el caso de Asus tenemos un enfoque claramente dirigido al zoom, llegando a simular un zoom de diez aumentos gracias a sus dos lentes de diferente distancia focal. Para el sensor principal, Asus integra un Sony IMX362 de 12 megapíxeles, acompañado de una lente f/1.7 de 25 milímetros. Además cuenta con sistema Dual Pixel con PDAF y enfoque láser, estabilizador óptico (OIS) de cuatro ejes y estabilizador digital (EIS) para vídeos, que por cierto pueden ser de resolución 4K. Además, Asus afirma que gracias a la apertura de su lente y el tamaño del sensor, es hasta ocho veces más sensible a la luz. El segundo sensor es un Sony IMX351 de 16 megapíxeles y lente f/1.7 de 50 milímetros. Esta cámara cuenta con un zoom óptico de dos aumentos, que combinada con la otra lente, consigue un total de diez aumentos. Destaca también el procesador de imagen SuperPixel que mejora la rapidez de la cámara y la reproducción del color. También destacan las funciones de disparo como el modo HDR Pro, el modo de super resolución que consigue interpolar hasta 48 megapíxeles o el modo pro entre otros. Por último, en la parte delantera hay espacio para una cámara para selfies de 8 megapíxeles de resolución, lente f/1.9 y varios modos de disparo, incluyendo el omnipresente modo belleza. Diseño en cristal y características punteras, pero cuidando la autonomía Asus apuesta por un diseño bastante tradicional en el sentido de que no vemos una reducción de marcos notable, sino que el frontal es bastante clásico. Tenemos el lector de huellas delante, que siempre se agradece, y un diseño cubierto en cristal Gorilla Glass con terminación 2.5D. Para la pantalla, se mantiene una diagonal de 5,5 pulgadas y resolución FullHD, que debería tener un impacto positivo en la autonomía. Otro detalle interesante desde el punto de vista tanto del consumo energético como el de la experiencia visual es que la pantalla es una AMOLED. Además ofrece un brillo de 500 nits, cifra que debería ser más que suficiente para una correcta visualización en exteriores. Hablando de autonomía, la batería ofrece 3.600 mAh de capacidad. En el interior del Asus Zenfone 4 Pro encontramos el chip de gama alta de Qualcomm, el Snapdragon 835, acompañado por 6 GB de memoria RAM. La memoria interna llega en dos variantes: 64 o 128 GB, ambas ampliables a 2 TB adicionales con MicroSD. En la parte técnica también destaca la integración de un sistema de audio de alta resolución con dos altavoces y tres micrófonos de cancelación de ruido. En el software tenemos Android 7.1.1 con la capa visual de la firma ZenUI en su versión 4.0. Asus Zenfone 4, precio y disponibilidad Como decíamos al principio, el Asus Zenfone 4 Pro llega junto con una gama bastante amplia de smartphones, seis en total, aunque no hay detalles sobre el precio de todos ellos. En el caso del Zenfone 4 Pro sí han confirmado que costará 599 dólares en Estados Unidos, lo que lo colocaría un escalón por debajo del precio de lanzamiento de los buque insignia de las primeras marcas. Sobre la disponibilidad, de momento Asus se reserva esta información, aunque sí ha trascendido que llegarán primero a Asia, por lo que puede que tarden más en aterrizar en Europa y América. Más información | AsusEn Xataka | ASUS ZenFone AR, análisis: un todoterreno elegante, pero la realidad aumentada y virtual son un viaje exigente También te recomendamos Los teléfonos de doble cámara se ponen de moda y fabricantes como Samsung y LG están frotándose las manos ¿Nos quiere Samsung confundir? Esperamos una cámara en el Galaxy S8, pero su cerebro bien podría con dos Los drones que llevan vacunas están haciendo una labor crucial para la sociedad - La noticia Asus ZenFone 4 Pro: el buque insignia de Asus llega con 6 GB de RAM y cámara doble con zoom 10x fue publicada originalmente en Xataka por Amparo Babiloni .