La vida está tan mal que hasta los árboles han empezado a emigrar al oeste

E90cc611c198cde2543713ef26df2b3d

En los últimos 30 años, tres cuartas partes de las especies de árboles del este de Estados Unidos se han movido. La inmensa mayoría de ellos hacia el oeste a razón de 15 kilómetros y medio por década. Sabíamos que los árboles iban a moverse, claro. Pero, sinceramente, esto no nos lo esperábamos.

Los expertos llevan décadas avisándonos de que animales y plantas iban a ir desplazándose progresivamente a medida que las temperaturas cambiaran. Creían que irían hacia arriba y hacia los polos buscando temperaturas más parecidas a las que estaban acostumbrados. Lo que no teníamos previsto era que se movieran en otras direcciones.

Go West

F4 Large

El movimiento de las poblaciones de seres vivos hacia los polos y hacia zonas de mayor altitud está muy documentado. Cada vez podemos encontrar más especies fuera de su hábitat tradicional. Los mismos datos que se acaban de publicar lo muestran.

Según los datos del Inventario Forestal de Estados Unidos, 86 tipos distintos de árboles se han movido entre 1980 y 2015. De ellos, un 34% de los árboles se habían movido 11 kilómetros por década hacia el norte. Pero un 47% de ellos, se movieron 15,4 kilómetros de media por década hacia el oeste. Ningún (o casi ningún) tipo de árbol se movió hacia el sur o hacia el este.

Como dato curioso (y esencial), los árboles que se están moviendo al oeste son angiospermas (árboles con flores), mientras los que se están moviendo al norte son gimnospermas (coníferas en su inmensa mayoría).

Temperaturas, humedades y algo más

F1 Large 1

Ese detalle llevó a Songlin Fei, profesor de ecología de la Universidad de Purdue, a pensar que la clave podrían ser las precipitaciones. "El estudio sugiere que, a corto plazo, los árboles responden antes a la disponibilidad de agua más que a los cambios de temperatura", explicaba Fei en Nature.

No obstante, no todo cuadra. Como ellos mismos reconocen y tras revisar los registros, "solo el 20 por ciento" de estos cambios hacia el oeste se explican por las precipitaciones. Es cierto que el oeste de Estados Unidos se ha vuelto más húmedo, pero no tanto como lo era el "este" al que estaban acostumbradas.

Así que el fenómeno es mucho más complejo: la presión que suponen las nuevas plagas, los proyectos de conservación forestal o los usos de la tierra tienen un papel fundamental en este proceso. De hecho, esto último parece fundamental.

Más allá de lo ambiental

F6 Large

Bajo mi punto de vista, para entender el proceso de "migración al oeste" debemos mirar también hacia donde migran y lo hacen hacia los Apalaches, "una región ciertamente inmensa – va de Alabama a Georgia en el sur y de Ohio a partes de Nueva York en el norte". Una región culturalmente muy cohesionada, pero que lleva 40 años degradándose a nivel político, social y económico.

Los árboles huyen del cambio climático, pero van hacia donde hay cambios humanos

Como en muchas otras zonas del mundo (desde la España inexistente a las inmediaciones del Tsavo) los cambios demográficos, ecológicos y económicos están alterando los equilibrios socioambientales que tenían cientos de años.

Los árboles norteamericanos están huyendo del calor, de la sequedad, de las plagas, sí. Pero están huyendo allí donde las sociedades están en crisis, donde el suelo ha perdido su uso y su sentido.

La biología es mutable, la sociedad es fija

Nature Forest Trees Fog

Pero quizá la idea más interesante que podemos obtener de esto es que, al contrario de lo que solemos pensar, la biología cambia más rápida y fácilmente que las estructuras sociales. La naturaleza ya se está adaptando al cambio climático. Y a marchas forzadas.

La pregunta relevante, la que se hace el equipo de Songlin Fei, es si la sociedad podrá adaptarse tan rápido.

También te recomendamos


Once GIFs que explican, de una vez por todas, qué está causando el calentamiento global


Los trucos de los jugadores españoles de CS:GO que son números 1 internacionales


Cómo convertir el dióxido de carbono en piedras y, de paso, frenar el calentamiento climático


La noticia

La vida está tan mal que hasta los árboles han empezado a emigrar al oeste

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.

Chequea también

650_1200

Elon Musk dice que las baterías de Tesla podrían reemplazar el sistema eléctrico de Puerto Rico

Elon Musk quiere volver a salvar el mundo, o por lo menos ayudar a que en Puerto Rico vuelvan a tener luz. El creador de Tesla dice estar dispuesto a trabajar en la reconstrucción del sistema energético del país, que quedó prácticamente destruido tras el devastador paso del huracán María dejando a millones de ciudadanos a oscuras y sin luz. Tras el huracán, algunos medios apuntaron a que toda la destrucción que había provocado le brindaba a la isla una oportunidad única de replantearse su modelo energético. Elon Musk respondió a una de esos medios en Twitter asegurando que Tesla había utilizado sus baterías para dar energía a pequeñas islas, y que este modelo no tiene límite de escalabilidad. The Tesla team has done this for many smaller islands around the world, but there is no scalability limit, so it can be done for Puerto Rico too. Such a decision would be in the hands of the PR govt, PUC, any commercial stakeholders and, most importantly, the people of PR.— Elon Musk (@elonmusk) 5 de octubre de 2017 "El equipo de Tesla ha hecho esto para muchas islas más pequeñas alrededor del mundo, pero no hay límite en la escalabilidad, así que se puede hacer también para Puerto Rico", ha dicho Elon Musk en su cuenta de Twitter. "Tal decisión estaría en manos del gobierno de Puerto Rico, de todas las partes comerciales interesadas y, lo que es más importante, de la gente de Puerto Rico”. Musk ya ha estado mostrando en las últimas semanas su apoyo a Puerto Rico tras la catástrofe. Por una parte donó 250.000 dólares para apoyar la reconstrucción de la isla, y por otra hizo que su empresa enviara cientos de baterías Powerwall. Estas utilizan paneles solares para recargarse, por lo que con ellas trata de ayudar a minimizar dentro de lo posible los efectos de la caída de la red eléctrica en varias zonas del país. A Musk le van los grandes proyectos No es la primera vez que Elon Musk propone un reto de esta magnitud para su empresa. Hace unos meses se ofreció a solucionar los problemas energéticos de Australia en 100 días asegurando que si no lo conseguía lo haría gratis. A día de hoy, y ya con la mitad de su proyecto completado parece que acabará cobrando por la azaña tras instalar allí la batería de litio más grande del planeta con 100 megavatios para 30.000 hogares. "Este es un gran ejemplo para el resto del mundo de lo que se puede hacer", ha dicho Musk hace unos días. Para él no sólo está en juego el dinero que perdería si tuviera que hacerlo gratis, sino el demostrar por una parte que las energías renovables sí que son una alternativa, y lo más importante, que Tesla tiene el músculo suficiente como para que se cuente con ellos para proyectos a gran escala. Cabe recordar también que Tesla está intentando llevar esta revolución al ámbito doméstico con sus proyecto de techos solares, aunque algunos expertos apuntan que invertir en ellos puede ser un grave error financiero. Aseguran que cualquier inversión a 30 años debe sopesarse con mucha cautela, y que en el plan de Tesla hay cosas que no cuadran y muchos interrogantes que pueden llevar a que la cosa no salga tan bien como la pintan. Imagen | Heisenberg MediaEn Xataka | Cambiar el tejado a Tesla Solar Roof es un error financiero. Y grande También te recomendamos Tesla está actualizando el hardware de su Autopilot de forma discreta buscando la ansiada autonomía total El nuevo camión de Tesla tendrá capacidades autónomas e iniciará pruebas en Estados Unidos, según Reuters Llevo más de 25 años trabajando en la misma empresa, ¿y qué? Entrevistamos a siete empleados senior - La noticia Elon Musk dice que las baterías de Tesla podrían reemplazar el sistema eléctrico de Puerto Rico fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .