Esta consola portátil rinde homebaje a la Game Boy, la montas tú mismo y está basada en Linux

Esta consola portátil rinde homebaje a la Game Boy, la montas tú mismo y está basada en Linux

Si tu consola portátil no te convence atento, porque la llamada GameShell de ClockworkPi es un dispositivo con un diseño muy familiar y que te invita a juguetear desde el primer momento: hasta tienes que montarla tú mismo, porque viene con todas las piezas por separado.

La idea de la consola es la de ofrecer una plataforma abierta, ya que el diseño hardware es Open Source y está gobernada por Clockwork OS, un sistema operativo basado en Debian 9 y que también puedes adaptar a tus necesidades. La emulación de viejos juegos es una de sus opciones, y desde luego ese formato tan 'Gameboy' invita a ello, aunque una vez más debamos destacar que el uso de ROMs protegidas por copyright es ilegal.

Una consola portátil especialmente versátil

Aún así en ClockworkPi ni siquiera mencionan el ámbito de la emulación como tal en la página principal del producto, aunque sí hacen un guiño con el mensaje "experimenta la historia de los videojuegos", sin apuntar mucho más.

En la apuesta hardware se incluye una CPU quad-core con núcleos Cortex-A7, 1 GB de memoria DDR3, 16 GB de capacidad en una Micro SD en el que reside el sistema operativo, y una salida Micro HDMI, además de una batería recargable de 1 200 mAh.


Las consolas más baratas y más caras de la historia, ajustando a precios de 2019: de la Neo-Geo a la GameBoy Color

En Xataka

Las consolas más baratas y más caras de la historia, ajustando a precios de 2019: de la Neo-Geo a la GameBoy Color

La conectividad Wi-Fi y Bluetooth también es parte de un dispositivo llamativo porque su botonera es totalmente configurable gracias a su base, una MPU ATmega168p compatible con los GPIOs de 30 pines de Arduino. Sus 12 botones independientes pueden ser incluso ampliados a 17 botones, y el módulo se puede usar de forma separada con un puerto USB.

Clock1

La pantalla TFT de 2,7 pulgadas y su altavoz estéreo son los responsables directos de una experiencia que por debajo soporta varios motores de videojuegos como PICO 8, LOVE2D, PyGame, Phaser.io o Libretro.


Crea tu propio juego de Game Boy gracias a esta sencilla y gratuita aplicación para Windows, Mac y Linux

En Genbeta

Crea tu propio juego de Game Boy gracias a esta sencilla y gratuita aplicación para Windows, Mac y Linux

La consola incluye 'Cave Story', un popular juego indie, pero está claro que muchos explorarán ese terreno de los emuladores que por ejemplo permitan disfrutar esta consola como si fuera un homenaje a la Game Boy original. La comunidad de usuarios es muy activa, y en ella hay hilos dedicados a diversos ámbitos para aprovechar al máximo esta consola.

El producto nació de hecho hace cerca de dos años en Kickstarter, pero ahora el proyecto ha madurado y el producto se vende tanto en la tienda oficial como en Amazon a un precio promocional de 139 dólares (159 normalmente). Sin duda una aproximación original a un ámbito que abre las puertas a nuevos desarrollos -animan a programar para ella- pero que también es una clara apuesta por la nostalgia.

Más información | ClockWorkPi

También te recomendamos


Linus Torvalds se disculpa por décadas de "ataques frívolos e impertinentes en correos electrónicos"


Purism Librem 5 llegará en abril de 2019 con una apuesta total por Linux y la privacidad


El mundo Linux se tambalea ante un nuevo código de conducta que plantea el fin de la meritocracia


La noticia

Esta consola portátil rinde homebaje a la Game Boy, la montas tú mismo y está basada en Linux

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Chequea también

Cómo sería un mundo sin el Amazonas: la oleada histórica de incendios en Brasil nos enfrenta al escenario que quedará tras ella

La cifra la dábamos ayer: según las estimaciones del Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil (INPE), en lo que llevamos de año se han detectado 72.843 incendios en Brasil. Es decir, un 83% más que durante las mismas fechas de 2018. La Amazonía está ardiendo como nunca antes. Y el "nunca antes" es importante. A las puertas del G7, António Guterres, secretario general de la ONU, ha manifestado su "profunda preocupación" y Emmanuel Macron ya ha calificado los incendios de "crisis internacional", pero ¿es cierto? ¿Qué lo hace distinto a otros grandes incendios? ¿Cómo podría afectarnos que desapareciera el Amazonas para convertirse en una enorme huerta donde pasta el ganado y crece la soja? ¿Qué arde en Brasil? De los 72.843 incendios registrados hasta mediados de agosto, el 52,5% (unos 38.228) afectaron directamente a la selva del Amazonas; el 30,1% (21.942) ocurrieron en las inmediaciones de la selva, en lo que se denomina "sabana brasileña"; y, por último, el 10,9% de los fuegos afectaron a la región boscosa que se alza en el litoral atlántico del país. En Magnet El impacto medioambiental de los incendios del Amazonas, explicado en un mapa Estados como Amazonas o Acre ya han declarado la situación de alarma y otros mucho (Mato Grosso, Paraná o los alrededores de Sao Paulo) han sufrido niveles altísimos de contaminación atmosférica por las humaredas. Solo en Mato Grosso, en pleno Amazonas, se han declarado 13.641 incendios, un 205% más que el año pasado. Sin embargo, como la mayoría de expertos internacionales saben, lo que se está quemando no es solo un bosque: es una pieza clave en el equilibrio ecológico global. El mismo Guterres ha dejado claro que "en medio de la crisis climática mundial, no podemos permitirnos más daño a una gran fuente de oxígeno y biodiversidad". ¿Qué perderíamos? No es sencillo saber cuales serían las consecuencias finales de la desaparición de las selvas tropicales del Amazonas. Fundamentalmente porque no tenemos modelos sólidos capaces de estimar el impacto de un evento tan disruptivo de manera aceptable. Sin embargo, mirando qué cosas se perderían con la deforestación de la selva brasileña podemos hacernos una idea de la dimensión de la catástrofe medioambiental. En Magnet El Amazonas, en manos de Noruega: así ha terminado una diminuta nación con la misión de salvar la selva El gran pulmón del mundo: Las enormes selvas tropicales del Amazonas tienen la capacidad de absorber hasta 2.400 millones de toneladas de dióxido de carbono cada año. Eso supone la cuarta parte de todo el carbono absorbido por los bosques de todo el mundo. Si el Amazonas desapareciera, los Acuerdos del Clima de París saltarían por los aires. El arca de Noé: En el Amazonas viven un 9,5% de todas las especies del planeta; uno de cada cinco especies de pájaros y una de cada cinco especies de peces. Solo en la región amazónica, hemos encontrado 40.000 especies de plantas, 2.200 especies de peces, 1.294 de pájaros, 428 de mamíferos y 378 de reptiles. En total, se estima que hay unas 1.800.000 especies y las consecuencias de estos incendios pueden ser muy graves. Lluvias y suelos Los árboles ayudan a controlar el nivel de agua en la atmósfera y ayudan a regular el ciclo del agua. La falta de árboles tiende a provocar un suelo más seco y perjudican los cultivos. Esto, además de alterar las precipitaciones, favorece la erosión del suelo. Salvando las distancias, el 'Dust Bowl' que enterró el centro de Estados Unidos en arena durante los primeros años del siglo XX y obligó a migraciones masivas agravando la Gran Depresión fue un proceso parecido. Lo más probable es que si destruimos la selva para cultivar, en menos tiempo sus fértiles terrenos se conviertan en polvo. Diversidad social. Hoy por hoy, más de 350 comunidades indígenas viviendo en la Amazonía y sus reservas. Son fenómenos sorprendentes que nos han ayudado a entender mejor el origen del lenguaje, la estratificación social o la agricultura. También son estructuras muy frágiles que ya están en peligro. De acuerdo con el INPE, en la última semana los fuegos han afectado a 68 áreas protegidas. Lugares como el Parque Nacional de la Chapada dos Guimaraes ya ha perdido el 12% de su vegetación. ¿Qué hacemos ahora? Esa es la gran pregunta. El Amazonas, hoy, está más amenazado de lo que solía estarlo. Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, lleva desde mucho antes de su elección liderando la oposición a cualquier medida que favorezca la conservación del Amazonas. Sus políticas quieren favorecer proyectos desarrollistas que amplíen el terreno útil para ganadería, agricultura y minería. En Magnet Asfaltar el Amazonas y dar barra libre a la industria: los planes medioambientales de Bolsonaro Esto ha hecho, paradójicamente, que algunos de los estados que más apoyaron a Bolsonaro fueran lugares como Roraima, Acre, Rondonia o Mato Grosso que ven en enfoque sobre el Amazonas una manera de 'rescatar' los recursos de la selva para las industrias locales. Y frente a ellos, la comunidad internacional se está movilizando. Países como Irlanda ya han amenazado con bloquear tratados internacionales si Brasil falla en su obligación de defender el Amazonas y presumiblemente, con el G7 a punto de empezar, las presiones se redoblarán en las próximas semanas. También te recomendamos Drones, robots y satélites contra el fuego: las nuevas tecnologías van a por los incendios forestales "Antes todo esto era selva": la mayor víctima de la guerra comercial entre China y Estados Unidos parece que va a ser el Amazonas 72.843 incendios en Amazonas durante 2019: Brasil está atravesando la mayor ola de incendios y deforestación de los últimos años - La noticia Cómo sería un mundo sin el Amazonas: la oleada histórica de incendios en Brasil nos enfrenta al escenario que quedará tras ella fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .