CGA: la historia del modo gráfico que con cuatro colores conquistó al mundo

Prince

El mundo era distinto entonces. Las resoluciones 4K eran inimaginables en un mundo en el que el fósforo verde lo dominaba casi todo. La vida era blanco y negro, o, más bien, en verde y negro. Y entonces llegó IBM y su modo CGA y lo cambió todo.

Aquel primer modo gráfico y los monitores que lo soportaron fueron la primera gran revolución de la era de los gráficos en los PCs. Una en la que apenas había margen para la creatividad, pero que demostró que había muchas ganas de de intentar romper esos límites. Fue la época de los 320×200 píxeles y de aquellos horribles maravillosos cyan, magente, blanco y negro.

El maldito-bendito modo CGA

Zaxxon. Pac-Man. DigDug. Tetris. Asteroids. Death Sword (Barbarian). Battle Chess. Green Beret. Double Dragon. Skate or Die. Prince of Persia. Golden Axe. Indiana Jones. Hasta Defender of the Crown apareció en PC con su horrible aceptable versión CGA, que sin poder competir con la riqueza de los colores que exhibían los Amiga 500 de la época, sí permitía a los usuarios de PC poder disfrutar de las mecánicas de ese juego.

Esas fueron tan solo algunas de las muchas adaptaciones de juegos que acabaron por fin llegando al PC, una máquina que había sido concebida por IBM como un desarrollo para empresas y usos profesionales. En IBM nunca tuvieron demasiado en cuenta que los juegos podían transformar esa experiencia en otra cosa (no muchos lo harían hasta bastante más tarde), pero desde luego es no frenó a los estudios de desarrollo de videojuegos, que vieron que este mercado también tenía su atractivo.

En el mundo del PC, no obstante, la cosa estaba complicada. Cuando IBM lanzó aquel modo CGA en 1981 lo hizo casi como parche para una situación de la que ni siquiera ellos tenían la culpa: era el alto coste de la memoria —y los juegos eran glotones en ese ámbito— el que acababa limitando las posibilidades gráficas de estos equipos.

No es que algunos monitores no pudieran mostrar más (y mejores) colores o que los desarrolladores no supieran cómo mostrarlos. Otros lo estaban haciendo en máquinas teóricamente inferiores (al menos en el terreno empresarial) como los célebres Spectrum, Amstrad, MSX y Commodore 64. ¿Por qué los PCs no podían hacerlo?

La memoria, la verdadera limitación

Los monitores con los que funcionaban los PCs de la época, no obstante, trabajaban con el sistema RGBI (red, green, blue, intensity), y aunque podían mostrar más colores en ese modo CGA (que en modo texto permitía mostrar hasta 16, había juegos que lo demostraban aunque funcionaran en ese modo), la memoria (normalmente 16 KB de memoria de vídeo en las tarjetas CGA) era tan escasa que el adaptador no podía acceder a esos colores.

Battlechess

El problema era que en IBM querían además mantener su reputación como empresa seria, y andar "jugueteando" con los gráficos, como hacían máquinas de la época como los Apple II, no era para los directivos de la empresa algo relevante.

Cga Vga Arriba, modo VGA. Abajo, modo CGA. Las diferencias son notables.

Cuando IBM lanzó el IBM PC, lo hizo con dos opciones gráficas. La primera, el Monochrome Display Adapter, que no tenía soporte de color pero al menos sí facilitaba la renderización de texto y contaba con puerto paralelo para impresoras. El Color Graphics Adapter —nuestro protagonista— no tenía puerto paralelo y su resolución máxima (320×200) era inferior al MDA (720×350).

Las limitaciones de CGA eran tan grandes que las tarjetas CGA ni siquiera podían combinar color con el modo texto de 80 columnas, algo que provocó una ligera reacción de IBM. Acabaron lanzando su Enhanced Graphics Adapter (EGA), pero los precios eran elevados y CGA siguió dominando el mercado.

Cga3 SimCity en CGA monocromo, y en una grandiosa resolución de 640×200 píxeles.

Tanto es así que coexistió varios años con EGA y con el modo VGA que apareció a finales de 1986: los desarrolladores de videojuegos para PC acababan teniendo que ofrecer soporte para todos los modos, algo que permitía que todos los usuarios pudieran disfrutar de esos juegos con mejores o peores capacidades gráficas (VGA era retrocompatible con EGA, que era retrocompatible con CGA).

De la salida RGBI a la salida de vídeo compuesto hay mucha diferencia

Como explicaba The 8-Bit Guy en su instructivo vídeo, el modo tradicional de 320×200 con cuatro colores tenía una versión alternativa: un modo de 640×200 en dos colores que fue utilizado por ejemplo en juegos como Sim City, que se veían en blanco y negro aunque a mayor resolución.

El modo CGA, de hecho, no era tan horrendo: el problema adicional era que la inmensa mayoría de PCs del mercado hacían uso de la salida RGBI, lo que acaba condenando a los usuarios a esa paleta de cuatro colores que no ayudaba mucho a la experiencia visual. Sin embargo algunos equipos tenían salida de vídeo compuesto, algo que definía también el estándar CGA aunque IBM no ofreciese dicha salida normalmente.

La magia ocurre al conectar uno de esos equipos a un monitor o televisor con entrada de vídeo compuesto. Al hacerlo es posible comprobar cómo la paleta de colores se multiplica por cuatro gracia al funcionamiento de la señal de vídeo compuesto, que acaba combinando los cuatro colores de la paleta original para tener una paleta "mucho más rica" de 16 colores. El resultado, como se ve al final del vídeo, es ciertamente espectacular.

Hackeando el modo CGA

Como ocurre en otros muchos campos, esta tecnología sigue generando pasiones incondicionales. Lo demuestran por ejemplo las demos realizadas con esta limitación técnica, de las cuales el mejor ejemplo es la célebre 8088 MPH. En ella, atención, los desarrolladores usaron ciertos trucos para lograr mostrar 1.024 colores en el modo CGA con un resultado impresionante:

Ese amor por el modo CGA lo siguen demostrando desarrolladores y artistas gráficos como el español Davit Masía (@DavitMasia) que recientemente organizó el CGA Jam, un concurso en el que diversos artistas podían crear pequeños juegos CGA en un plazo de dos semanas.

El concurso atrajo a algo más de 100 creadores que publicaron sus creaciones en este evento virtual para que luego los aficionados a este mundillo pudieran votar. Los resultados muestran cómo esas pequeñas creaciones permitían a esos creadores exprimir al máximo esos gráficos y su creatividad, algo que Masía explicaba en una entrevista en Tedium.

Los horribles maravillosos cyan, magenta, blanco y negro siguen teniendo su aquel, después de todo.

En Xataka | La historia de Creeper, el primer virus informático jamás programado

También te recomendamos


La guía rápida si no tienes ni idea de LoL pero quieres ver un partido entendiéndolo


Silicon Cowboys: la historia de cómo Compaq retó —y venció— a IBM y Apple


¿Qué importa más en un videojuego, la historia o los gráficos?


La noticia

CGA: la historia del modo gráfico que con cuatro colores conquistó al mundo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Chequea también

650_1200

Asus ZenFone 4 Pro: el buque insignia de Asus llega con 6 GB de RAM y cámara doble con zoom 10x

Tras varias filtraciones que no dejaron mucho a la imaginación, Asus por fin ha anunciado la familia Zenfone 4, compuesta por un total de seis teléfonos. Junto con el Zenfone 4 normal, también llegan dos versiones apellidadas 'selfie' y el Zenfone 4 Pro, el modelo más avanzado y protagonista de este artículo. La firma taiwanesa sigue apostando por la fotografía móvil, centrándose sobre todo en las capacidades de zoom. En el Asus Zenfone 4 Pro tenemos una cámara doble en la parte trasera que combina dos sensores con distinta distancia focal, simulando un zoom óptico de hasta diez aumentos. Pero ahí no queda todo, también viene con especificaciones muy completas y una batería que promete una buena autonomía. Asus Zenfone 4, especificaciones técnicas ASUS ZENFONE 4 PRO DISEÑO 156,9 x 75,6 x 7,6 mm 175 g Lector de huellas frontal PANTALLA AMOLED 5,5 pulgadas FullHD 1.920 x 1.080 píxeles 401 ppp PROCESADOR Qualcomm Snapdragon 835 Octa-core Kryo GPU Adreno 540 RAM 6 GB MEMORIA 64/128 GB + MicroSD 2 TB SOFTWARE Android Nougat 7.1.1 + ZenUI 4.0 CÁMARA DUAL Sensor principal: 12 MP Sony IMX362, f/1.7, distancia focal 25 mm, OIS, flash LED, EIS para vídeos, Dual Pixel, PDAF + Láser AF Sensor secundario: 16 MP Sony IMX351, zoom óptico 2x, distancia focal 50 mm Funciones: vídeos 4K, HDR Pro, modo Pro, modo belleza, Super Resolución (48 MP), GIFs, cámara lenta, time lapse CÁMARA FRONTAL 8 MP Sony IMX319, f/1.9, modo belleza, selfies panorámicas, HDR Pro CONECTIVIDAD 4G, WiFi a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, Dual SIM, minijack, USB-C BATERÍA 3.600 mAh Zoom de diez aumentos y más sensibilidad a la luz No hay duda de que las cámaras dobles se han convertido en un elemento más que habitual en la gama alta, aunque no todos los fabricantes las aprovechan del mismo modo. En el caso de Asus tenemos un enfoque claramente dirigido al zoom, llegando a simular un zoom de diez aumentos gracias a sus dos lentes de diferente distancia focal. Para el sensor principal, Asus integra un Sony IMX362 de 12 megapíxeles, acompañado de una lente f/1.7 de 25 milímetros. Además cuenta con sistema Dual Pixel con PDAF y enfoque láser, estabilizador óptico (OIS) de cuatro ejes y estabilizador digital (EIS) para vídeos, que por cierto pueden ser de resolución 4K. Además, Asus afirma que gracias a la apertura de su lente y el tamaño del sensor, es hasta ocho veces más sensible a la luz. El segundo sensor es un Sony IMX351 de 16 megapíxeles y lente f/1.7 de 50 milímetros. Esta cámara cuenta con un zoom óptico de dos aumentos, que combinada con la otra lente, consigue un total de diez aumentos. Destaca también el procesador de imagen SuperPixel que mejora la rapidez de la cámara y la reproducción del color. También destacan las funciones de disparo como el modo HDR Pro, el modo de super resolución que consigue interpolar hasta 48 megapíxeles o el modo pro entre otros. Por último, en la parte delantera hay espacio para una cámara para selfies de 8 megapíxeles de resolución, lente f/1.9 y varios modos de disparo, incluyendo el omnipresente modo belleza. Diseño en cristal y características punteras, pero cuidando la autonomía Asus apuesta por un diseño bastante tradicional en el sentido de que no vemos una reducción de marcos notable, sino que el frontal es bastante clásico. Tenemos el lector de huellas delante, que siempre se agradece, y un diseño cubierto en cristal Gorilla Glass con terminación 2.5D. Para la pantalla, se mantiene una diagonal de 5,5 pulgadas y resolución FullHD, que debería tener un impacto positivo en la autonomía. Otro detalle interesante desde el punto de vista tanto del consumo energético como el de la experiencia visual es que la pantalla es una AMOLED. Además ofrece un brillo de 500 nits, cifra que debería ser más que suficiente para una correcta visualización en exteriores. Hablando de autonomía, la batería ofrece 3.600 mAh de capacidad. En el interior del Asus Zenfone 4 Pro encontramos el chip de gama alta de Qualcomm, el Snapdragon 835, acompañado por 6 GB de memoria RAM. La memoria interna llega en dos variantes: 64 o 128 GB, ambas ampliables a 2 TB adicionales con MicroSD. En la parte técnica también destaca la integración de un sistema de audio de alta resolución con dos altavoces y tres micrófonos de cancelación de ruido. En el software tenemos Android 7.1.1 con la capa visual de la firma ZenUI en su versión 4.0. Asus Zenfone 4, precio y disponibilidad Como decíamos al principio, el Asus Zenfone 4 Pro llega junto con una gama bastante amplia de smartphones, seis en total, aunque no hay detalles sobre el precio de todos ellos. En el caso del Zenfone 4 Pro sí han confirmado que costará 599 dólares en Estados Unidos, lo que lo colocaría un escalón por debajo del precio de lanzamiento de los buque insignia de las primeras marcas. Sobre la disponibilidad, de momento Asus se reserva esta información, aunque sí ha trascendido que llegarán primero a Asia, por lo que puede que tarden más en aterrizar en Europa y América. Más información | AsusEn Xataka | ASUS ZenFone AR, análisis: un todoterreno elegante, pero la realidad aumentada y virtual son un viaje exigente También te recomendamos Los teléfonos de doble cámara se ponen de moda y fabricantes como Samsung y LG están frotándose las manos ¿Nos quiere Samsung confundir? Esperamos una cámara en el Galaxy S8, pero su cerebro bien podría con dos Los drones que llevan vacunas están haciendo una labor crucial para la sociedad - La noticia Asus ZenFone 4 Pro: el buque insignia de Asus llega con 6 GB de RAM y cámara doble con zoom 10x fue publicada originalmente en Xataka por Amparo Babiloni .