admin

Poka-yoke, o por qué al fin el USB-C es un conector a prueba de tontos

650_1200

En la década de los 1960 el célebre ingeniero industrial Shigeo Shingo revolucionó los procesos de fabricación de Toyota, y fue allí donde creó uno de los términos que se acabarían aplicando a muchos otros campos: el concepto poka-yoke, que básicamente se aplica para indicar que un objeto es "a prueba de tontos". La idea de ese concepto es la diseñar herramientas y productos que ayuden al usuario a evitar (yokeru) errores (poka), y precisamente los conectores USB convencionales, considerados durante mucho tiempo como un buen ejemplo de ese diseño —solo se podían conectar de una manera— acabaron siendo criticados por esa propiedad. Afortunadamente llegó el USB-C, el verdadero conector para tontos. Por fin tenemos un conector USB a prueba de tontos Así es: el USB-A es un conector rectangular que parece evitar cualquier equívoco a la hora de conectarlo, pero en realidad todos sabemos que hay una forma correcta de conectarlo y otra incorrecta. Aunque el propio diseño del conector hace muy difícil conectarlo mal —solo puede encajar bien de una manera— a menudo nos hemos encontrado con situaciones en las que "forzábamos" un poco esa conexión creyendo que teníamos el conector bien situado. Ese mismo principio se siguió en el resto de conectores USB: daba igual que hablásemos del USB-B (típico de impresoras), del Mini USB o sobre todo de los Micro USB Tipo B que siguen siendo aún tradicionales para cargar nuestros móviles: todos ellos cuentan con dos formas de conectarlos, una buena y una mala. Es ahí donde el conector USB-C permitió evitar todo tipo de problemas: solo había una forma de conectarlo, la buena, así que de golpe y porrazo por fin contamos con una solución realmente a prueba de tontos. Una solución (casi) totalmente poka-yoke de la que Shingo seguramente estaría orgulloso. En Xataka | Así es USB-C, el que dicen que va a ser el puerto del futuro También te recomendamos El nuevo estándar USB 3.2 llegará en 2019 y permitirá transferencias de 20 Gbps Guarda tus contraseñas para que ningún hacker te las robe Lo nuevo de Western Digital es un disco duro que también podrá cargar nuestro portátil - La noticia Poka-yoke, o por qué al fin el USB-C es un conector a prueba de tontos fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Un fin del mundo de lujo: así son los bunkers aptos sólo para ese 1% de la población que es millonaria

650_1200

El fin del mundo es algo inevitable, si no es por una tercera guerra mundial será por el cambio climático, y si no es por el cambio climático será por la abrasión del Sol o el impacto de un asteroide dentro de unos millones de años. Sólo nos queda asumirlo, y decidir cómo lo vamos a pasar. El 1% de la población, ese 1% que se puede comprar un hiperdeportivo o ese 1% que quizás empezó su fortuna minando Bitcoins lo hará posiblemente en un bunker de lujo. Cuando pensamos en un bunker, nos viene a la mente un cuarto de hormigón pequeño, sin ventanas y con un montón de latas de conserva. Pero no significa que tengan que ser siempre así, personas como el CEO de Vivos y millonarios con cierto grado de paranoia, no dudan en que vivir rodeado de lujo con la seguridad de que una bomba nuclear no acabará contigo, es posible. En el miedo unos pocos han visto el negocio. Ante la posibilidad no solamente de una catástrofe natural sino también de una estupidez humana, muchas personas quieren vivir con la tranquilidad de que tienen un sitio donde refugiarse. Si el sitio nos resguarda de las condiciones externas, nos da de comer y nos permite dormir está bien, pero si tiene una piscina, un campo de golf, un spa y una pista de aterrizaje para jets privados, mejor. Un "resort subtearráneo" en Texas donde vivir con o sin fin del mundo En el condado de Fannin, en el norte de Texas, se está construyendo uno de los bunkers más espectaculares del mundo que se conoce. Más que un Bunker, el proyecto de Trident Lakes lo podemos considerar un resort, donde además de los habitáculos capaces de aguantar cualquier catástrofe, encontramos un campo de golf, un centro equestre, campos de polo, helipuertos y un pista de aterrizaje para jets privados. Debajo del césped que pisan esos caballos se encuentra uno de los bunkers más seguros (y lujosos) del planeta. Este complejo cuenta ya con miles de solicitudes para alquilar uno de los habitáculos en caso de. Para presentar una solicitud no sólo necesitas tener dinero (mucho dinero) sino superar una serie de pruebas que definen tu personalidad, religión, carácter y educación. Un lugar donde tan sólo los más sibaritas podrán vivir mientras reina el caos en la Tierra. Condo Project te ofrece un habitáculo completo por 3 millones de dólares Un espacio antimisiles construido durante la Guerra Fría, el Proyecto Condo lo ha aprovechado para construir dentro de él diferentes apartamentos con las mejores condiciones posibles: televisión de 50 pulgadas, cocina de alta gama y alimentos para sobrevivir durante varios años. Por supuesto que no falte el balneario, la piscina, el campo de tiro, la granja hidropónica e incluso una pequeña cárcel. No hay ventanas, pero unas pantallas gigantes con preciosos paisajes se encargarán de simularlas. Condo Project es una pequeña ciudad bajo tierra diseñada para dar refugio a 70 personas durante cinco años. La mala noticia es que todas las plazas ya se encuentran reservadas, la buena es que un segundo complejo de Condo se está construyendo para hacer frente a la alta demanda. Más de 30 hectáreas subterráneas en Alemania para construirte tu propio bunker Un complejo de supervivencia subterráneo de cinco estrellas, similar a un crucero de élite. Así es como Robert Vicino (fundador de Vivos, empresa dedicada a crear bunkers de lujo) anunció el Vivos Europa One. El amplio refugio se encuentra en Alemania y es uno de los más fortificados y grandes de la Tierra, se compone de algo más de 30 hectáreas subterráneas que antes ya fueron bunkers, ahora se han renovado para darles un estatus de lujo. ¿De verdad tenemos que esperar al fin del mundo para vivir aquí? La idea de Vivos Europa One es que cada propietario de un área pueda construirse el bunker a su manera, esto significa disponer de un arquitecto propio que se encargue de diseñar las habitaciones de acuerdo a los deseos de cada uno. Aparte de esto, cuenta con instalaciones comunes como pueden ser los generadores de agua y electricidad, un planta de energía, un hospital, áreas de restaurante o sistemas de climatización. Así es Vivos Europa One por fuera, la belleza está en el interior. El coste original del complejo se estimó en más de 200 millones de euros, actualmente se están construyendo diversas propiedades dentro del mismo para selectas familias y las zonas comunes ya se encuentran listas. Además, el refugio contará con una colección de animales, un archivo de los objetos y tesoros más preciados del mundo y una "bóveda" de ADN para preservar y proteger los genomas de millones de personas. Vivos xPoint, 575 refugios para dar cobijo a 5.000 habitantes Siguiendo la estrategia de Vivos Europa One, en Dakota del Sur, Estados Unidos, la empresa está construyendo el complejo de bunkers de lujo más grande del mundo. Para ello han aprovechado unas antiguas instalaciones militares, acomodando el interior y el exterior para crear una pequeña ciudad donde albergar a un total de 5.000 habitantes. El enorme complejo se extiende a lo largo de aproximadamente cinco kilómetros cuadrados. Se encuentra estratégicamente ubicado en una de las zonas más seguras de Estados Unidos, e suficiente altura del mar, con un clima relativamente templado y lejos del mar o el océano. Además de ser un punto central del que llegar rápidamente desde cualquier pare del país. Está todo calculado. Restaurantes, bares, áreas de barbacoa, un teatro comunitario, un spa, gimnasios, clínica médica, campos de tiro, talleres de mantenimiento... No falta de nada realmente, tan sólo un buen motivo por el cual mudarse y comenzar a vivir en estos espacios seguros. El castillo subterráneo que puedes alquilar por habitaciones en AirBNB Ed Peden se hizo con estos túneles subterráneos por 40.000 dólares en 1982, sin embargo construirlos durante la Guerra Fría costó cuatro millones de dólares. Una ganga que Ed ha sabido aprovechar, tras muchos años de trabajo Subterra Castle se ha acomodado para ser además de un lugar seguro donde resguardarse, un lugar que visitar. Tan sólo sobresale una pequeña torre que simula a la de un castillo, todo el complejo se encuentra bajo tierra. Actualmente se ha convertido en una zona turística, un punto que visitar en Kansas, Estados Unidos. De hecho, incluso puedes alquilar por AirBNB una habitación por algo más de 100 euros la noche. De bunker le queda poco a este complejo, pero ocurra lo que ocurra, es un buen sitio donde refugiarse bajo tierra. Bola Extra: El bunker Seed Vault de Noruega, donde las plantas son las protagonistas De nada sirve que unos pocos millonarios consigan salvar sus vidas tras una catástrofe si no hay forma alguna de preservar la flora del planeta, capaz de alimentarnos y regular el ecosistema. En los alrededores de Longyearbyen, la ciudad más septentrional de Noruega y del mundo entero, se encuentra el Svalbard Global Seed Vault, una especie de banco genético que alberga la mayoría de cultivos del mundo. La misión del Svalbard Global Seed Vault es bastante obvia, no permitir que la biodiversidad del planeta se eche a perder, por cualquier catástrofe. Es la colección de material genético de plantas más completa del mundo, y posiblemente, el bunker más importante que ha construido el ser humano hasta el momento. En Magnet | La guía definitiva del turismo bélico: 9 lugares imprescindibles También te recomendamos ¿Es un perro o un ladrón? La tecnología de los coches autónomos puede proteger tu hogar Sistemas de seguridad y ficción, el día que ser hacker era divertido y dramático Los nuevos equipos españoles de eSports que quieren ser el futuro campeón - La noticia Un fin del mundo de lujo: así son los bunkers aptos sólo para ese 1% de la población que es millonaria fue publicada originalmente en Xataka por Cristian Rus .

Leer más »