Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

Iphonex Face Recognition Beach

Tras meses de espera, rumores y escandalosas filtraciones, el iPhone X ya está aquí. Con él llega Face ID, el nuevo método de autenticación del usuario que reemplaza a Touch ID. La huella dactilar deja paso a nuestro propio rostro como elemento para desbloquear el terminal, confirmar compras en la App Store o verificar pagos con Apple Pay. ¿Cómo funciona exactamente este sistema?

En primer lugar, se trata de un sistema que usa una cámara frontal y una cámara infrarroja, así como una luz de apoyo y un proyector infrarrojo. Esto significa que el iPhone X no solamente ve como suele ver una cámara frontal, en dos dimensiones, sino que hace un reconocimiento tridimensional que detecta la profundidad de las caras, así como las extensiones entre facciones: distancia entre ojos, forma y tamaño de la nariz, etc.

Faceid

Face ID emite 30.000 puntos infrarrojos invisibles que ayudan a reconstruir el modelo matemático de la cara que se ha construido. Si una cantidad no precisada coincide, procede a verificar al usuario. Esto es interesante porque es una cantidad lo suficientemente elevada como para poder detallar y dejar al margen elementos no coincidentes que son muy fáciles de cambiar en un rostro.

Por ejemplo, si un día nos ponemos gafas o nos cambiamos las que ya tenemos, si pasamos a usar gafas de sol, si nos maquillamos, si nos dejamos barba o nos afeitamos, si nos ponemos un sombrero… Todas estas variaciones, según Apple, están controladas y no serán un problema a la hora de verificarnos con Face ID.

Un procesador pensado para Face ID

Esta verificación ocurre en tiempo real gracias al nuevo procesador, A11 Bionic, que trae un motor neuronal que hace uso de redes neuronales y machine learning para adaptarse a las variaciones faciales que comentábamos antes e ir aprendiendo qué cambia en la cara del usuario para anticiparse así y poder seguir realizando la verificación. Puede llegar a realizar 600.000 millones de operaciones por segundo mientras procesa las imágenes que obtiene al "mirar" a la cara. Es un hardware específico para ayudar al sistema de reconocimiento facial, nueva piedra angular del iPhone X.2

Según las pruebas de las que ha hablado Apple, Face ID no podrá ser engañado mediante fotos, moldes faciales en 3D u otras formas de suplantación. Aunque no ha especificado cómo logrará esto último (lo primero lo supera con la detección de profundidad), posiblemente emplee mecanismos de detección de vida, habituales en sistemas de reconocimiento facial avanzados.

Face Id 2

En cualquier caso, también requerirá atención. Es decir, para poder desbloquearlo necesitará que estemos mirando hacia el terminal, no bastará con estar poniendo la vista en algún punto cercano ni distraídos, medida pensada tanto para evitar desbloqueos (o confirmaciones de pago) accidentales como para evitar que otro nos ponga el iPhone frente a la cara y no nos enteremos de que lo estamos desbloqueado.

Apple también ha explicado, siempre según sus pruebas, la probabilidad de obtener un falso positivo. Es decir, la probabilidad de que alguien que no seamos nosotros consiga acceder al terminal. Para Face ID, es de una posiblidad entre un millón. Algo muy superior a lo que ofrece Touch ID (una entre 50.000) y desde luego el bloqueo por PIN de cuatro dígitos (una entre 10.000, es decir, cada combinación entre el 0000 y el 9999).

Pronto podremos probar Face ID en el nuevo iPhone X para contaros de primera mano cómo funciona en el día a día.

También te recomendamos


Apple TV 4K, llega la máxima resolución con HDR a la televisión de Apple


¿Somos la última generación 100% humana?


Apple Watch Series 3: el reloj inteligente de Apple llega con LTE y se independiza del iPhone


La noticia

Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.

Chequea también

650_1200

Elon Musk dice que las baterías de Tesla podrían reemplazar el sistema eléctrico de Puerto Rico

Elon Musk quiere volver a salvar el mundo, o por lo menos ayudar a que en Puerto Rico vuelvan a tener luz. El creador de Tesla dice estar dispuesto a trabajar en la reconstrucción del sistema energético del país, que quedó prácticamente destruido tras el devastador paso del huracán María dejando a millones de ciudadanos a oscuras y sin luz. Tras el huracán, algunos medios apuntaron a que toda la destrucción que había provocado le brindaba a la isla una oportunidad única de replantearse su modelo energético. Elon Musk respondió a una de esos medios en Twitter asegurando que Tesla había utilizado sus baterías para dar energía a pequeñas islas, y que este modelo no tiene límite de escalabilidad. The Tesla team has done this for many smaller islands around the world, but there is no scalability limit, so it can be done for Puerto Rico too. Such a decision would be in the hands of the PR govt, PUC, any commercial stakeholders and, most importantly, the people of PR.— Elon Musk (@elonmusk) 5 de octubre de 2017 "El equipo de Tesla ha hecho esto para muchas islas más pequeñas alrededor del mundo, pero no hay límite en la escalabilidad, así que se puede hacer también para Puerto Rico", ha dicho Elon Musk en su cuenta de Twitter. "Tal decisión estaría en manos del gobierno de Puerto Rico, de todas las partes comerciales interesadas y, lo que es más importante, de la gente de Puerto Rico”. Musk ya ha estado mostrando en las últimas semanas su apoyo a Puerto Rico tras la catástrofe. Por una parte donó 250.000 dólares para apoyar la reconstrucción de la isla, y por otra hizo que su empresa enviara cientos de baterías Powerwall. Estas utilizan paneles solares para recargarse, por lo que con ellas trata de ayudar a minimizar dentro de lo posible los efectos de la caída de la red eléctrica en varias zonas del país. A Musk le van los grandes proyectos No es la primera vez que Elon Musk propone un reto de esta magnitud para su empresa. Hace unos meses se ofreció a solucionar los problemas energéticos de Australia en 100 días asegurando que si no lo conseguía lo haría gratis. A día de hoy, y ya con la mitad de su proyecto completado parece que acabará cobrando por la azaña tras instalar allí la batería de litio más grande del planeta con 100 megavatios para 30.000 hogares. "Este es un gran ejemplo para el resto del mundo de lo que se puede hacer", ha dicho Musk hace unos días. Para él no sólo está en juego el dinero que perdería si tuviera que hacerlo gratis, sino el demostrar por una parte que las energías renovables sí que son una alternativa, y lo más importante, que Tesla tiene el músculo suficiente como para que se cuente con ellos para proyectos a gran escala. Cabe recordar también que Tesla está intentando llevar esta revolución al ámbito doméstico con sus proyecto de techos solares, aunque algunos expertos apuntan que invertir en ellos puede ser un grave error financiero. Aseguran que cualquier inversión a 30 años debe sopesarse con mucha cautela, y que en el plan de Tesla hay cosas que no cuadran y muchos interrogantes que pueden llevar a que la cosa no salga tan bien como la pintan. Imagen | Heisenberg MediaEn Xataka | Cambiar el tejado a Tesla Solar Roof es un error financiero. Y grande También te recomendamos Tesla está actualizando el hardware de su Autopilot de forma discreta buscando la ansiada autonomía total El nuevo camión de Tesla tendrá capacidades autónomas e iniciará pruebas en Estados Unidos, según Reuters Llevo más de 25 años trabajando en la misma empresa, ¿y qué? Entrevistamos a siete empleados senior - La noticia Elon Musk dice que las baterías de Tesla podrían reemplazar el sistema eléctrico de Puerto Rico fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .