A nadie le importa el medio ambiente: la gran asignatura pendiente de los smartphones actuales

waste

En estos 10 años, hemos producido 7.100 millones de smartphones. La cifra es de Greenpeace, pero se encuentra en la horquilla que dan otros estudios. Cuando hablamos del último iPhone o del último Galaxy solemos hablar de especificaciones, diseño y precio.

De lo que no solemos hablar es de los costos medioambientales. ¿Qué impacto ecológico han tenido esos siete mil millones de teléfonos en el mundo? ¿No es el momento de que la industria empiece a tomarse en serio también el medioambiente?

Cuando el medioambiente es la última prioridad

Maria Shanina 40584

En 2014, un informe de la ONU concluyó que sólo el 16% de los desechos electrónicos que hay en el mundo se reciclan. Eso quiere decir que unos tres millones de toneladas métricas de residuos se fueron directamente a vertederos, puntos limpios o cajones. Sólo en 2014.

Eso son toneladas y toneladas de recursos desperdiciados. Y ya conocemos los problemas (medioambientales, pero también sociopolíticos) que cosas como la minería de metales pesados están provocando en países como la República Democrática del Congo. La misma Apple, ante el reportaje del Washington Post, anunció en marzo que iba a dejar de comprar cobalto congoleño y anunció programas contra la explotación infantil.

Pero los problemas solo empiezan ahí y no acaban. La industria del reciclado y la reutilización de smartphones es un enorme pozo negro. Como señalaba un informe de la Basilea Action Network, las estafas de empresas que dicen reciclar los productos pero no lo hacen están a la orden del día. Y es algo preocupante porque, en cada dispositivo hay numerosos metales pesados que, si no se tratan correctamente, pueden filtrarse a las aguas subterráneas y tener serias consecuencias para la salud.

¿Y cuál ha sido la respuesta de las grandes empresas?

fgdf

En los últimos tiempos, los grandes actores han anunciado medidas que van un poco más allá de los programas de reciclado. Planes que como los de Apple son extremadamente ambiciosos o que como los de Samsung (que se encontró con miles de teléfonos tras la crisis del Note 7) ya han dado algunos resultados, pero que siguen siendo preocupantemente inespecíficos. Y obras son amores, que decía el refranero antiguo.

Y, sin embargo, el Galaxy S8 consiguió la máxima calificación del Green Electronics Council, la única certificación ambiental y de sostenibilidad para equipos electrónicos de EEUU. ¿Cómo es posible? Básicamente, porque esos estándares son una pantomima.

La profunda reflexión que está aún por hacer

John Paul Joseph Henry 245902

Mark Schaffer, ex-director de programas ambientales en Dell y consultor independiente, publicó un informe este agosto en el que decía que Samsung, Apple y el resto de gigantes "se han opuesto sistemáticamente a criterios más estrictos de reutilización y reparación". El informe estaba financiado por iFixit, una compañía dedicada a reparación y reutilización de teléfonos, pero coincide con la opinión de la práctica totalidad de expertos en el tema.

La conclusión es que "no es posible hacer un dispositivo electrónico que sea respetuoso con el medio ambiente. Estamos muy lejos de eso". Pero ¿Por qué? Los móviles (y lo sabemos bien en Xataka) son una parte fundamental de nuestra vida diaria. ¿Cómo es posible que no estemos trabajando en esto seriamente?

Es una de las grandes paradojas del mundo tecnológico actual: mientras se realizan programas muy interesantes sobre energía verde o la lucha contra el cambio climático, el núcleo de la actividad de estas grandes compañías sigue dando la espalda a sus efectos medioambientales. ¿Tendremos que esperar otros diez años para empezar a tomárnoslo en serio?

Imágenes | Gabriel Esteffan

También te recomendamos


¿Somos la última generación 100% humana?


El lugar donde van a parar todos los plásticos que tiramos al mar


¿A qué sonarán las ciudades del futuro cuando todos (o casi todos) sean coches eléctricos?


La noticia

A nadie le importa el medio ambiente: la gran asignatura pendiente de los smartphones actuales

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.

Chequea también

650_1200

Elon Musk dice que las baterías de Tesla podrían reemplazar el sistema eléctrico de Puerto Rico

Elon Musk quiere volver a salvar el mundo, o por lo menos ayudar a que en Puerto Rico vuelvan a tener luz. El creador de Tesla dice estar dispuesto a trabajar en la reconstrucción del sistema energético del país, que quedó prácticamente destruido tras el devastador paso del huracán María dejando a millones de ciudadanos a oscuras y sin luz. Tras el huracán, algunos medios apuntaron a que toda la destrucción que había provocado le brindaba a la isla una oportunidad única de replantearse su modelo energético. Elon Musk respondió a una de esos medios en Twitter asegurando que Tesla había utilizado sus baterías para dar energía a pequeñas islas, y que este modelo no tiene límite de escalabilidad. The Tesla team has done this for many smaller islands around the world, but there is no scalability limit, so it can be done for Puerto Rico too. Such a decision would be in the hands of the PR govt, PUC, any commercial stakeholders and, most importantly, the people of PR.— Elon Musk (@elonmusk) 5 de octubre de 2017 "El equipo de Tesla ha hecho esto para muchas islas más pequeñas alrededor del mundo, pero no hay límite en la escalabilidad, así que se puede hacer también para Puerto Rico", ha dicho Elon Musk en su cuenta de Twitter. "Tal decisión estaría en manos del gobierno de Puerto Rico, de todas las partes comerciales interesadas y, lo que es más importante, de la gente de Puerto Rico”. Musk ya ha estado mostrando en las últimas semanas su apoyo a Puerto Rico tras la catástrofe. Por una parte donó 250.000 dólares para apoyar la reconstrucción de la isla, y por otra hizo que su empresa enviara cientos de baterías Powerwall. Estas utilizan paneles solares para recargarse, por lo que con ellas trata de ayudar a minimizar dentro de lo posible los efectos de la caída de la red eléctrica en varias zonas del país. A Musk le van los grandes proyectos No es la primera vez que Elon Musk propone un reto de esta magnitud para su empresa. Hace unos meses se ofreció a solucionar los problemas energéticos de Australia en 100 días asegurando que si no lo conseguía lo haría gratis. A día de hoy, y ya con la mitad de su proyecto completado parece que acabará cobrando por la azaña tras instalar allí la batería de litio más grande del planeta con 100 megavatios para 30.000 hogares. "Este es un gran ejemplo para el resto del mundo de lo que se puede hacer", ha dicho Musk hace unos días. Para él no sólo está en juego el dinero que perdería si tuviera que hacerlo gratis, sino el demostrar por una parte que las energías renovables sí que son una alternativa, y lo más importante, que Tesla tiene el músculo suficiente como para que se cuente con ellos para proyectos a gran escala. Cabe recordar también que Tesla está intentando llevar esta revolución al ámbito doméstico con sus proyecto de techos solares, aunque algunos expertos apuntan que invertir en ellos puede ser un grave error financiero. Aseguran que cualquier inversión a 30 años debe sopesarse con mucha cautela, y que en el plan de Tesla hay cosas que no cuadran y muchos interrogantes que pueden llevar a que la cosa no salga tan bien como la pintan. Imagen | Heisenberg MediaEn Xataka | Cambiar el tejado a Tesla Solar Roof es un error financiero. Y grande También te recomendamos Tesla está actualizando el hardware de su Autopilot de forma discreta buscando la ansiada autonomía total El nuevo camión de Tesla tendrá capacidades autónomas e iniciará pruebas en Estados Unidos, según Reuters Llevo más de 25 años trabajando en la misma empresa, ¿y qué? Entrevistamos a siete empleados senior - La noticia Elon Musk dice que las baterías de Tesla podrían reemplazar el sistema eléctrico de Puerto Rico fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .